Inicio Destacado Toyota construirá una ciudad del futuro impulsada por hidrógeno

Toyota construirá una ciudad del futuro impulsada por hidrógeno

180

A principios del proximo año, Toyota comenzará a construir Woven City, una ciudad prototipo del futuro que se ubicará en la base del monte Fuji. El nuevo desarrollo urbano consta de 175 acres y ofrecerá un ecosistema completamente conectado con energía limpia producida mediante celdas de combustible de hidrógeno.

El desarrollo de esta ciudad funcionará como una especie de laboratorio viviente, donde los recidentes e investigadores tendrán la posibilidad de probar y desarrollar tecnologías tales como autonomía, robótica, movilidad personal, hogares inteligentes e inteligencia artificial en un entorno del mundo real.

“Construir una ciudad completa desde cero, incluso a pequeña escala como esta, es una oportunidad única para desarrollar tecnologías futuras, incluido un sistema operativo digital para la infraestructura de la ciudad”, comentó Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation.

Pese a que Woven City es una iniciativa de la firma japonesa, Toyoda extiende una invitación a otros socios comerciales y académicos para colaborar con el proyecto, con el fin de mejorar la forma en que vivimos el futuro.

El arquitecto danés Bjarke Ingels será el responsable en diseñar la ciudad. El equipo del Grupo Bjarke Ingels ha liderado varios proyectos, todos de alto perfil, entre ellos el rascacielos Two World Trade Center en Nueva York, la Casa Lego en Dinamarca, las oficinas centrales de Google en Mountain View y Londres. Sin embargo, este será el proyecto de diseño más ambicioso de Bjarke hasta la fecha.

“Las tecnologías están comenzando a cambiar radicalmente la forma en que habitamos y navegamos por nuestras ciudades”, reveló Ingels. Dando a entender que las nuevas soluciones de movilidad compartida, libre de emiciones estan orientadas a dar rienda suelta a un mundo de oportunidades para nuevas formas de vida urbana.

El plan maestro de la ciudad incluye tres tipos de calles para acomodar diversas necesidades de movilidad. El tránsito rápido se limitará a un tipo, el tránsito más lento y los peatones usarán otro, y los paseos tipo parque se dedicarán a los peatones. Los tres tipos de calles se unirán en un pintoresco patrón de cuadrícula orgánica.

Un aspecto importante del diseño de la ciudad son sus espacios comunitarios. Los vecindarios contarán con espacios naturales y abiertos para la recreación, mientras que el gran parque central y la plaza están diseñados para alentar a la comunidad a reuniones sociales. Toyota cree que la conexión humana será un aspecto importante de la vida en Woven City.

El material predominante en la construcción de los edificios será madera de carbono neutral y adoptarán una combinación de técnicas tradicionales de carpintería japonesa y métodos de producción robóticos. Los tejados se cubrirán con paneles fotovoltaicos para generar energía solar además de la energía eléctrica generada por las celdas de combustible de hidrógeno, y la vegetación nativa se tejirá en toda la ciudad.

Todos los hogares estarán equipados con lo último en tecnologías de soporte humano, desde inteligencia artificial basada en sensores que monitorea la salud de las personas, las necesidades básicas con el fin de mejorar la vida diaria.

Un dato importante es que sólo se permitirán vehículos autónomos con cero emiciones. Los vehículos Toyota e-Palette serán los encargados de brindar transporte y entregas.

El plan inicial es que 2 000 personas vivan en Woven City. Podrán ser empleados de Toyota y sus familias, parejas jubiladas, científicos visitantes y socios de la industria. Con el paso del tiempo se prevé otros residentes a medida que el proyecto evolucione.