Tras un tiempo en el que la vertiente deportiva en la gama de modelos de Peugeot parecía estar algo olvidada, la marca francesa retoma la actividad en este ámbito. Y lo hará con los 308 GT, las variantes más prestacionales de su nuevo compacto y que verán la luz en el Salón del Automóvil de París.

Estas versiones GT tendrán tanto en su aspecto exterior como en sus detalles interiores aspectos que lo diferenciarán de la gama 308, además de una puesta a punto del chasis específica. También crecerá la oferta, puesto que también estará disponible una carrocería de cinco puertas y familiar SW.

El interior adquiere un aire más deportivo, con ornamentos en rojo en contraste con el negro de los tapizados, además de los diales de los relojes en ese mismo color. El pedalier será de aluminio, además del acero inoxidable en los umbrales de las puertas que rompe el ambiente negro.

Exteriormente, los GT ofrecerán como color exclusivo de su gama el azul magnético, además de los faros completos de LED, entre los que además destacan unos intermitentes de encendido secuencial (del interior al exterior), retrovisores lacados en negro con el mismo acabado del difusor trasero y unas llantas diamantadas de diseño exclusivo y 18″.

En cuanto a la motorización, el 308 GT tendrá dos propulsores. Una versión de 205 caballos de potencia del 1.6 THP gasolina desarrollado conjuntamente con BMW será el más potente, e irá asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades.

Acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, algo bastante notable si la ponemos en relación con el consumo promedio que homologa de 5,6 litros. El otro motor será el 2.0 Blue HDI en versión de 180 caballos asociado a un cambio automático de seis relaciones y que presenta un consumo medio de 4 litros.