El éxito del Opel Adam ha sorprendido en los cuarteles de la marca. Ya van por más de 100 000 reservas, que se traducirán en otras tantas ventas finales, con más de 3 000 realizadas para este nuevo Rocks. Sin embargo la distribución de su usuario objetivo ha preocupado en gran medida a los responsables del marketing del modelo.

En realidad, más de un 70 por ciento de estas ventas han sido realizadas por un publico femenino, lo que ha provocado una rápida reacción de la marca para adaptar el estilo del vehículo a unos gustos más masculinos, dotándole de algo más de rudeza en sus trazos y más alcance en su funcionalidad, con una personalidad más aventurera.

El Opel Adam ha sido una historia de inmediatez en la toma de decisiones. El proyecto se inicia en agosto de 2009, llegando a los concesionarios de la marca en Europa en septiembre de 2012. La idea del Adam Rocks llega dos meses después y como prototipo se muestra en Ginebra de 2013, siendo su definitiva puesta de largo en este mismo evento un año después.

Los cambios siguen pautas ya vistas y aplicadas en otros modelos de similar porte, aunque en este caso no existan rivales muy directos. Se le ha dotado de un perímetro protector compuesto por una fina pieza de plástico que es quizás el elemento más característico del Rocks. Incluye también protectores de plástico con aspecto metálico bajo los paragolpes delanteros y traseros y monta un equipo de ruedas de enorme envergadura, con ruedas de 17 o 18 pulgadas nada menos.

Fuente: elmundo.es