Inicio Destacado Nikola Motors incrementa su valor a pesar de no vender un solo...

Nikola Motors incrementa su valor a pesar de no vender un solo auto

563

Nikola Motoros surgió como el gran rival para Tesla. El fabricante estadounidense, especializado en autos eléctricos, se ha ido posicionando en el sector con grandes camiones e incluso enormes pick-ups, comunes en el mercado de Estados Unidos. Su valor ha aumentado a tal punto que explotó su cotización en la bolsa explotó y su capitalización bursátil superó a grandes compañías como Ford o FCA.

El hecho de que Nikola Motors supere a grandes fabricantes sin haber vendido un solo auto, responde a que el mercado generalmente le apuesta al futuro.

Por ejemplo, Tesla multiplicó su capitalización bursátil por cinco y su valor actualmente alcanza los 180 mil millones de dólares, un costo que representa el doble de la capitalización del Grupo Volkswagen. Esto se debe a que las expectativas futuras, la innovación y las perspectivas de incremento constante de ventas. Los inversores esperan que Nikola Motors siga el mismo camino.

Según TopGear.com, otro factor que influye es “la entrada de los millenials al mercado, que ha provocado que ciertas empresas enfocadas con la tecnología se hayan disparado en las últimas semanas. Las altas en plataformas online de trading se han multiplicado, con jóvenes invirtiendo su dinero en este tipo de empresas”.

Nikola multiplicó por 6 el valor de sus acciones en poco más de un mes: pasó de 13 dólares por acción a los 80 dólares.

A pesar de este incremento, existe riesgo de invertir en esta compañía. La empresa recientemente presentó su pick-up Badger, pero su producción comenzará a partir de 2022. A diferencia de Tesla, Nikola tiene la producción de sus autos externalizada. Hoy en día se encuentra en la búsqueda de empresas que puedan fabricar sus vehículos.

La Nikola Badger es una camioneta eléctrica y a hidrógeno, que promete hasta mil kilómetros de autonomía, llegar de 0 a 100 km/h en tres segundos y con un peso de 3,6 toneladas. Un vehículo que promete mucho, pero que todavía se debe esperar para verlo en acción.

El futuro de la compañía dependerá de la producción y venta de sus autos.