Inicio Circuitos La F1 no se detendrá aunque existan casos confirmados de coronavirus

La F1 no se detendrá aunque existan casos confirmados de coronavirus

223

La temporada 2020 de la Fórmula 1 ya tiene fecha de inicio, será el próximo 5 de julio en el Gran Premio de Austria. Al parecer, los organizadores no detendrán la competencia una vez que arranque, aunque existas casos confirmados de COVID 19. Para ello, deberán tomar varias medidas de seguridad para evitar la propagación del virus.

Gerard Saillant, el responsable médico de la FIA, dio detalles del protocolo que se utilizará en las competencias. Manifestó que  habrá un equipo médico especial encargado exclusivamente del coronavirus. Afirmó además que contarán con los sistemas de detección más avanzados, algunos incluso a través de la saliva. 

Según recoge Motorpasión.com, Saillant aseguró que: “hemos proporcionado un dispositivo de respuesta rápida para confirmar el diagnóstico, aislar y evaluar a las personas que han estado en contacto con un caso positivo y, para mí, el Gran Premio no se cancelaría. Es como si me dijeras que el metro está cerrado porque un viajero ha sido diagnosticado positivamente allí”.

De esta manera, la Fórmula 1 sigue los pasos del MotoGP, que tiene previsto su regreso el 19 de julio, y que considerará a un piloto que de positivo por COVID 19 como lesionado, y así evitar que el mundial de motociclismo se cancele.

La F1 quiere evitar que nuevamente suceda lo del Gran Premio de Australia, el primero de la temporada, en donde días previos a la carrera dos miembros del equipo de McLaren dieron positivo a coronavirus, el evento siguió adelante, pero luego fue cancelado.

Austria prevé acoger dos Gran Premios seguidos, luego la Fórmula 1 irá a Silverstone, en donde también se ha ofrecido acoger dos carreras. Otros eventos en Europa todavía están en duda.

Según Saillant, cada país tiene reglas diferentes, por eso, lo que pueda ocurrir en cada carrera cambiará de acuerdo a las disposiciones de los gobiernos. El médico manifestó que las cosas cambian si los circuitos están ubicados en el campo o en las ciudades. Por eso ve difícil carreras como la de Singapur, donde “el gobierno nos podría aislar a todo el paddock quince días antes de la carrera”.