Inicio Destacado Hyundai teme que trabajar en el proyecto Apple Car dañe su imagen

Hyundai teme que trabajar en el proyecto Apple Car dañe su imagen

176

El vehículo eléctrico de Apple, al parecer, será una realidad y ya hemos conocido sus planes. Una de las marcas que podría encargarse de este producto es Hyundai. Sin embargo, información de Reuters sugiere que finalmente KIA se encargaría de fabricar el vehículo de la firma tecnológica.

Según Motorpasión.com, Hyundai teme que estar a cargo del auto de Apple les convierta en una especie de subcontrata para otros fabricantes. Algunos ejecutivos de la marca están preocupados de que el acuerdo para el Apple Car pueda dañar las ambiciones de Hyundai de avanzar en el mercado Premium a través de Génesis.

Un ejecutivo de Hyundai dijo a Reuters: “Estamos agonizando sobre cómo hacerlo, si es bueno hacerlo o no”. “No somos una empresa que fabrica automóviles para terceros. No es que trabajar con Apple siempre produzca grandes resultados”, añadió.

El ejecutivo, que prefirió mantener el anonimato, señaló: “Apple es quien manda. Hacen su marketing, hacen sus productos, hacen su marca. Hyundai también es quien manda. Eso realmente no funciona”.

En ese sentido, si Apple aplicaría el mismo sistema de fabricación para su auto que para el resto de sus productos, Hyundai no aportaría en nada. Según el medio, Apple no posee fábricas, subcontrata toda su producción, pero sin embargo posee toda la maquinaria necesaria para la fabricación de sus productos. 

Un ejemplo de ello es Foxconn, que se limita a aportar la mano de obra, las instalaciones y encargarse de toda la parte administrativa, gestión de recursos humanos, etc.

Este sistema no cuadraría en el Grupo Hyundai, que está acostumbrado a hacerlo todo. Por nombrar un caso, el acero o el aluminio de sus vehículos proviene de Hyundai e incluso las transmisiones son de Hyundai, cuando otros fabricantes recurren a otras compañías. La marca intenta que todo se haga dentro del conglomerado.

Algunos altos ejecutivos de la marca temen que este tipo de producción termine afectando el prestigio de Hyundai, cuando están intentando que su marca Premium Genesis esté al nivel de Lexus o del trío alemán.

Hacerse cargo implicaría que sus marcas sean vistas como subproductos, además que si el proyecto del Apple Car sale bien, el crédito se lo llevaría la firma estadounidense, pero si sale mal la culpa sería de Hyundai.