Inicio Destacado General Motors dejará de vender vehículos de combustión en 2035

General Motors dejará de vender vehículos de combustión en 2035

329

El gigante norteamericano ha decidido dar el paso y, al igual que muchos otros fabricantes automotrices, se atrevió a dar fecha para el fin de los motores a diésel y gasolina. La compañía dejará de producir motores de combustión interna en 2035, con el objetivo de ser nuetral en carbono en 2040.

De acuerdo con información de GM, ser una empresa con una huella de carbono neutra incluye a sus productos y a sus operaciones tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. Sus vehículos no producirán emisiones contaminantes y que los procesos de fabricación se realizarán con energías renovables.

La compañía anunció su compromiso de abandonar los motores de combustión en 2030, y cinco años antes se ha comprometido a que el 40 % de los vehículos que venda se muevan por baterías, esto incluye a todos los segmentos como SUV, crossover, sedán y hasta pick-up.

Es decir, en 2025 se espera una familia de 30 vehículos 100% eléctricos y en su mayoría serán productos globales. En ese mismo año, proyectan que Estados Unidos tendrá una cartera de productos conformada en un 40% por modelos eléctricos.

Para lograrlo, invertirá USD 27 000 millones, destinados a vehículos eléctricos y autónomos en los próximos cinco años. Este desembolso incluye el desarrollo continuo de baterías Ultium o la actualización de sus instalaciones en Estados Unidos para construir vehículos eléctricos.

El fabricante informó que más de la mitad del equipo de desarrollo de productos y gasto de capital se dedicará a programas de vehículos eléctricos y autónomos. General Motors además anunció asociaciones con Honda y Acura para fabricar dos SUV eléctricos y con Microsoft para impulsar la tecnología de conducción autónoma.

Otras marcas como Honda dejarán de fabricar vehículos equipados con motores térmicos a finales de 2022 en Europa; el Grupo PSA, Renault, Maserati y DS harán lo mismo en 2025, mientras que Bentley y Volvo se pusieron como fecha límite 2030.