Inicio Destacado Aston Martin DBX707: un SUV de lujo con 707 caballos de potencia

Aston Martin DBX707: un SUV de lujo con 707 caballos de potencia

183

La variante más potente del Aston Martin DBX ya está aquí, para convertirse en el SUV de lujo más poderoso del mundo. Se trata del Aston Martin DBX707, cuyo nombre hace referencia a su potencia: 707 caballos de fuerza. Todo ello gracias a una serie de mejoras mecánicas.

El DBX707 tiene un motor V8 de 4.0 litros, asociado a una caja de cambios completamente nueva, mejores frenos y un sistema de suspensión totalmente modificado. Alcanza una velocidad máxima de 310 km/h.

El motor de esta versión ahora cuenta turbocompresores de rodamiento de bolas y una nueva gestión electrónica a medida para liberar más potencia y par. De esta forma,  el V8 de 4.0 litros sube hasta unos 707 caballos y 900 Nm de torque, lo que supone un aumento de 157 caballos y 200 Nm con respecto al DBX.

La nueva caja de cambios automática de nueve velocidades con “embrague húmedo” que, según la marca, ofrece una mejor respuesta y cambios más rápidos, al tiempo que mantiene la eficiencia y el refinamiento.

También, el modo manual de la caja de cambios automática «mantiene la marcha como un coche deportivo», en lugar de volver al modo automático. Además hay un nuevo interruptor de escape activo que abre las válvulas de escape sin necesidad de seleccionar el modo Sport.

Se mantiene el sistema de tracción integral automatizado, capaz de enviar hasta el 100% de la potencia a la parte trasera, si las condiciones de manejo lo ameritan.

El DBX707 tiene una relación de transmisión final más corta para mejorar la aceleración. Aston Martin declara un tiempo de 0 a 100 km7h de 3,3 segundos y una velocidad máxima de 310 km/h, 4 km/h más rápido que el SUV de producción más rápido, el Bentley Bentayga Speed.

La dirección también fue puesta a punto para proporcionar un mayor esfuerzo a medida el volante se desplaza más allá del centro, como forma de comunicar al conductor las crecientes cargas en las curvas.

Esta es la segunda incorporación a la gama DBX y se posiciona como una alternativa más potente y dinámicamente a rivales, como el Bentley Bentayga S, el Porsche Cayenne Turbo GT y el Range Rover Sport SVR.

Aston Martin tiene previsto iniciar la producción en el primer trimestre de 2022, y las primeras entregas se realizarán en el segundo trimestre.

Artículo anteriorEl BMW i3 dejará de fabricarse este año y no tendrá sucesor
Artículo siguienteEl primer Corvette Z06 2023 se subastó en más de 3 millones de dólares