Inicio Deporte Motor Adrien Van Beveren le dice adios al Dakar 2020

Adrien Van Beveren le dice adios al Dakar 2020

125

2020 tampoco será el año de Adrien Van Beveren en el Dakar. El piloto francés ha tenido que abandonar la prueba durante la tercera etapa después de sufrir una caída a gran velocidad durante la primera parte de la especial con llegada y salida en Neom. El galo ha sufrido una lesión en el hombro derecho cuyo alcance aún se desconoce pero no ha perdido la consciencia en ningún momento, siendo rápidamente evacuado en helicóptero hacia el bivouac de Neom.

También ha abandonado el portugués Paulo Gonçalves debido a la rotura del motor de su Hero Speedbrain. El veterano piloto luso había cambiado Honda para ser la estrella de la marca india, pero su primer Dakar con ellos no ha terminado según lo previsto. Dos abandonos importantes que se unen al de Daniel Nosiglia Jager en la jornada de ayer.

Van Beveren partía una vez más entre los candidatos a la victoria y como gran baza de Yamaha. Es su quinto Dakar y desde su debut en 2016 con un sexto puesto final se había mostrado como uno de los pilotos más rápidos del mundo del cross-country, algo que refrendó un año después cuando finalizó cuarto después de pelear el podio hasta el último día con el español Gerard Farrés, que finalmente le privó del mismo.

Sin embargo, desde entonces no ha vuelto a terminar el raid más duro del mundo, donde suma ya tres abandonos consecutivos. En la edición de 2018 abandonó tras sufrir una durísima caída durante la décima etapa, que había comenzado como líder de la prueba, haciendo soñar a Yamaha con desbancar a KTM y al público francés con que sería el heredero del emblemático Cyril Despres.

Tardó meses en recuperarse y por eso ya el pasado 2019 se lo tomó con más calma. Sin embargo tampoco pudo acabar. Ya durante la prueba había tenido una actuación más discreta de lo esperado, siendo más protagonista por acudir en auxilio del español Lorenzo Santolino que por su velocidad en carrera; pero poco a poco se había ido colocando en la general y afrontaba la penúltima etapa en cuarta posición y con serias opciones de acceder al podio.

Esta vez no fue una caída sino el motor de su Yamaha, que le dejó fuera de carrera a solo un día del final y de nuevo dio al traste con sus esperanzas de subir al cajón de la prueba.

Pese a todo, en este 2020 volvía a partir como uno de los grandes favoritos a la victoria final, y estaba siguiendo la misma estrategia del curso pasado: dejar pasar las etapas sin arriesgar demasiado: había sido décimo en la primera etapa y 14º en la segunda, colocándose 13º en la general a 13 minutos del líder, Sam Sunderland, y justo por delante de Paulo Gonçalves.

De ahí que tuviese una posición de salida interesante para intentar ganar algo de terreno en la tercera etapa, pero nada más salir ha perdido el control de su Yamaha WR450F en una espectacular caída que ha sido grabada por el helicóptero, saliendo despedido hacia adelante y rodando varios metros en unas imágenes que asustan, pero que por suerte han quedado solo en eso.

Fuente: www.motociclismo.es