Inicio Destacado Volvo se toma la seguridad en serio y pone un límite de...

Volvo se toma la seguridad en serio y pone un límite de velocidad a sus autos de menos de 200 km/h

50

Si existe una marca de autos en el mundo que sea referente de seguridad es Volvo. Ahora, la firma sueca llevó este concepto a otro nivel: a partir de este año, todos sus autos tendrán un límite de velocidad de 180 km/h. De esta manera, refuerza su mensaje que si corres demasiado rápido, corres demasiados riesgos.

El objetivo es disminuir hasta llegar a cero el número de fallecidos y lesionados en accidentes de tránsito. Malin Ekholm, jefe del Centro de Seguridad de Volvo Cars, aseguró: “Creemos que un fabricante de coches tiene la responsabilidad de ayudar a mejorar la seguridad del tráfico”.

 “Nuestra tecnología de limitación de velocidad y el diálogo que inició se ajusta a ese pensamiento. El límite de velocidad y Care Key ayudan a las personas a reflexionar y darse cuenta de que el exceso de velocidad es peligroso, al tiempo que proporciona una mayor tranquilidad y respalda un mejor comportamiento del conductor”, añadió el directivo.

Desde Volvo afirman que se reduce el porcentaje de eficacia de las tecnologías de seguridad cuando se conduce a exceso de velocidad, y que cuando se conduce demasiado rápido, los esfuerzos por hacer a un auto más seguro, serían insuficientes para evitar que existan lesiones y muertes.

Otra de las preocupaciones de la marca es que la población no tiene consciencia de los riesgos que existen al sobrepasar los límites de velocidad establecidos. Obviamente, el exceso de velocidad no es lo único que influye. Volvo asegura que está trabajando para que los próximos vehículos, puedan poner fin a otros riesgos como el consumo de drogas y alcohol al conducir.

Además del límite de velocidad de 180 km/h, la marca añadió el sistema Care Key, o llave de cuidado. Con este dispositivo, los conductores pueden añadir otras limitaciones en la velocidad máxima del auto y así establecer parámetros cuando manejan otros miembros de la familia o conductores inexpertos.