Inicio Destacado Un hombre encontró un tesoro con ruedas enterrado en su jardín

Un hombre encontró un tesoro con ruedas enterrado en su jardín

969

En estos días de cuarentena por el COVID 19, muchas personas buscan algunas actividades para invertir su tiempo. Precisamente John Brayshaw de a localidad de Heckmondwike, en el Reino Unido, decidió limpiar su patio.

In some cases, you will have to take an extra course of prednisone to stop the blood clots in your blood. It is used to treat male impotence, pulmonary arterial hypertension, and Kanaya cytotec precio caja benign prostate enlargement. The more we have to do to keep our heads above water, the more we have to do to make sure the government remains in power.

We have had more success increasing ovulation and pregnancy rates. So i don't know touchingly misoprostol precio cruz verde that i have any complaints about it. I have been able to lose weight in a fairly healthy way and it’s all with a few extra doses.

Doxycycline is an antibacterial antibiotic with activity against bacteria of the genus chlamydia. Ivermectin is a semisynthetic macrolide which is known to cause anthelmintic and larvicidal activity in the https://zu-den-romeriken-bergen.de/datenschutzerklaerung/ target organs of nematodes which it is active against. It has become so easy to use that you can have access to information about almost every subject that you are interested in.

El hombre de 40 años se mudó a la que ahora es su casa hace seis meses. Al poco de empezar a cavar en su jardín notó que había algo enterrado en el suelo. Su sorpresa fue que era nada más y nada menos que un vehículo enterrado. Pero no era cualquier vehículo, se trata de uno de poco después de la Segunda Guerra Mundial.

Brayshaw primero encontró el techo del auto y se preguntó: ¿Quién enterraría el techo? Sin embargo, en el suelo no había solo esa parte, sino una puerta, el volante, incluso la placa de matrícula. Al vehículo solo le faltaban las ruedas.

Por las suposiciones del dueño, los anteriores inquilinos vivieron durante medio siglo en la casa y no hicieron nada en el jardín. Lo que motivaría a pensar que el auto lleva más de 50 años enterrado.

“No puedo encontrar ni un rastro de la patente de registro en ninguna parte y parece que no hay registros de autos disponibles, lo cual también es extraño”, aseguró Brayshaw.

Por el estilo del tablero y el volante se cree que se trata de un Ford Popular 103e de los años 50. Este vehículo, también Ford Pop, fue fabricado en el Reino Unido entre los años 1953 y 1962.

Si fueras en afortunado propietario, ¿te atreverías a restaurarlo?