Sébastien Ogier ha calificado su triunfo en el Rally de Australia, que lo ha dejado muy cerca de conseguir su segundo título de campeón del mundo de rally de la FIA, como uno de los mejores de su carrera.

El francés se hizo con el puesto más alto del podio en Coffs Harbour después de que fuese superado en Finlandia por su compañero de equipo en Volkswagen, Jari-Matti Latvala, y tras sufrir dos salidas de pista en Alemania en un rallye que confesó que no estaba motivado por correr.

Pero después de vencer en Australia, el piloto de Volkswagen ya tiene una ventaja de 50 puntos sobre su compañero finlandés en la clasificación de pilotos con solo tres rallyes por disputarse, por lo que Ogier ha comentado que su victoria en el país oceánico es tan especial.

“Ha estado muy bien. Jari-Matti tenía un ritmo muy fuerte y tuve que igualarlo. Hicimos lo que teníamos que hacer. Estoy muy orgulloso de esta victoria, sobre todo después de unas semanas difíciles”.

“He estado trabajando en mi motivación, ya que no tenía mucha. Ahora soy más ambicioso que en las últimas semanas”, explicó Ogier.

Fuente: wrc.com