Inicio Deporte Motor Marc Márquez: Mi hermano debe ganarse su lugar, si no vendrá otro

Marc Márquez: Mi hermano debe ganarse su lugar, si no vendrá otro

100

Como viene siendo habitual en los últimos años, la sede central de Repsol en Madrid ha sido el escenario de un evento de presentación del equipo oficial Honda previo al arranque de la temporada, en el que Marc Márquez y Alex Márquez han dado sus impresiones ante los medios y han compartido unas horas con un grupo de aficionados.

A una semana de que el Circuito de Losail albergue el primer gran premio del curso, el momento físico de Marc, recuperándose de la operación del hombro a la que se sometió el pasado mes de noviembre, centra gran parte del interés.

“Físicamente estoy bien”, tranquilizó el campeón del mundo. “El hombro ha dado más guerra de lo normal, en la operación tocaron un nervio y se inflamó, eso ha hecho que todos los plazos se alargaran, pero poco a poco me siento mejor y estoy listo para empezar el Mundial”.

“La diferencia con el año pasado, es que entonces fuimos a mejor desde el primer día. Este año, en cambio, durante el primer mes de recuperación íbamos a peor, hasta que localizamos el problema, cambiamos el plan y empezamos a mejorar. Fue frustrante trabajar tanto y ver que no avanzaba, fue raro y muy duro, hasta que localizamos que el problema era el nervio y cambiamos la forma de trabajar”.

Una de las grandes noticias del año fue, sin duda, el anuncio de la renovación de Marc con Honda por un espacio de cuatro temporadas, un compromiso que une a ambas partes hasta final de 2024.

“La motivación para firmar un contrato a tan largo plazo era buscar un proyecto ganador como el que tenemos ahora. Por ambas partes buscábamos dar continuidad al actual momento, la propuesto llegó de Honda y mi prioridad era seguir en este equipo. Aquí me siento como en casa, y tienes que buscar la felicidad sin olvidar cuál es el objetivo. No existe un proyecto mejor que este de cara a los próximos cinco años, Honda dará el cien por cien y yo también voy a hacerlo, sin distracciones por ambas partes”, expuso el catalán.

Honda fichó a Alex Márquez el pasado mes de noviembre por una única temporada, y tras anunciarse la renovación de Marc por cuatro años, se puede pensar que ese acuerdo a largo plazo puede ir unido a la continuidad de ambos hermanos en el equipo Repsol Honda.

“En ningún momento el contrato toca el tema del compañero de equipo. No he vetado nunca a nadie, no veté el año pasado la llegada de Jorge Lorenzo, ni tampoco voy a imponer a mi hermano ni a nadie. Si Alex quiere seguir en Honda deberá ganárselo él, si no lo logra, vendrá otro compañero al equipo. Alex es suficientemente mayor para hacer su propia carrera deportiva. Yo me centro en lo mío”, dijo en tono firme el de Cervera.

Pretemporada difícil

La pretemporada no ha sido fácil para Honda. Hasta el penúltimo día del test de Qatar, el equipo estaba perdido con la moto de 2020, aunque a última hora parece que se encontró el camino.

“La pretemporada ha sido difícil, algunos puntos de la moto se nos escapaban. En Sepang no fueron mal las cosas, pero empeoraron en Qatar. Pero para eso son las pretemporada, para trabajar y encontrar soluciones”.

Mientras Honda se estancaba con la moto de 2020, los rivales han crecido espectacularmente, sobre todo Yamaha y Suzuki.

“La moto más completa ahora mismo es la Yamaha, pero no tiene que ser así durante todo el año, la pretemporada no es lo mismo que un gran premio. Han ganado velocidad punta y mantienen sus mejores virtudes, el paso por curva, la agilidad y que es una moto dócil”, explicó.

“Ducati ha ganado también velocidad punta, pero no he podido rodar en pista con ellos para ver cómo va. En Suzuki, ha subido mucho la rivalidad entre sus dos pilotos [Álex Rins y Joan Mir] y eso les hará subir mucho el nivel, además de que la moto mantiene una gran agilidad, que es su punto fuerte”, siguió valorando Marc a sus rivales.

Por lo que respecta a la Honda, Marc aseguró que van a seguir adelante con la moto de 2020, pese a probar la 2019 el último día de test en Qatar.

“Este año nos perdimos, pero a diferencia de 2015, que empezamos la temporada perdidos, este año pudimos localizar y aislar el problema. Probar la moto de 2019 nos permitió comparar desde cero, como si fuera el primer día de la pretemporada, y empezar desde ahí. Vamos a seguir con la base de la moto de 2020. En la primera carrera nos costará un poco, pero estamos preparados para afrontar el año”, insistió Marc.

Otra de las novedades introducidas esta temporada es el nuevo neumático Michelin trasero, que sobre el papel está jugando a favor de las motos más ágiles, como Yamaha y Suzuki.

“Los nuevos neumáticos eran una de las dudas, pero al probarlos con la moto de 2019 vimos que no era el problema, no cambia. Lo que sí tienen es más agarre y puedes inclinar más la moto. Eso a priori beneficia a Suzuki y Yamaha, pero a la larga va a ser bueno para todos, es un neumático más constante”, comentó Marc en referencia a la duración en distancia de carrera.