Inicio Industria Esta cámara de uso militar es la solución para conducir con baja...

Esta cámara de uso militar es la solución para conducir con baja visibilidad

23

Se llama TriEye y es una cámara que aborda el desafío de conseguir una visión lo más segura y fiable posible para un sistema ADAS bajo condiciones climáticas adversas que complican la visibilidad al conductor.

Hasta ahora se utilizaba con fines militares pero gracias a una variación en su tecnología, que ahora se basa en un diseño exclusivo de semiconductores y una visión de infrarrojos de onda corta (SWIR, Short-wave infrared) permite su fabricación en serie a un coste asumible.

Tecnología innovadora

Esta cámara se basa en un innovador sensor de imagen Raven, que permite capacidades infrarrojas de onda corta con un sensor basado en CMOS (metal-oxide-semiconductor). Según sus creadores los datos de imagen que transmiten permiten una integración compatible con los sistemas ADAS (de ayuda a la conducción) y con los algoritmos de visión artificial existentes. A esto se añade su pequeño tamaño que permite colocarla en diferentes sitios.

Lo cierto es que esta tecnología ya se utiliza en vehículos militares pero su alto coste hasta ahora lo hacía inviable para su aplicación en turismos y una fabricación en serie.

Según señalan desde Israel21c este proyecto surgió hace más de diez años por parte del laboratorio de Nanofotónica de la Universidad Hebrera de Jerusalén con el objetivo de implantar esta tecnología disponible (cara) en los actuales sistemas de ayuda a la conducción ADAS. Para ello las investigaciones se centraron en implantar chips más baratos, pero sin penalizar sus prestaciones.

“Colocar una cámara SWIR en un semiconductor CMOS reduce el costo casi mil veces”, señala Ziv Livne, vicepresidente de desarrollo de productos y negocios de TriEye, a Israel21c. Hay que tener en cuenta que la cámara inicial tiene un coste de 20.000 dólares por unidad, inviable para una utilización masiva.

Inteligencia Artificial

El éxito de TriEye se basa en su alta resolución unido a algoritmos de inteligencia artificial. Así lo explica Livne: “La IA puede entender fácilmente si está viendo un automóvil, un camión o un peatón. No tenemos que conducir y analizar millones de imágenes para volver a utilizar esta información”.

Según sus creadores donde este sistema marca la diferencia es en sus prestaciones con baja visibilidad dado que las cámaras actuales no logran suficiente resolución ni contraste y por lo tanto no son fiables.