Inicio Destacado BMW M2 C2: Detalle de sus características

BMW M2 C2: Detalle de sus características

47

Tras una versión M2 Competition que dejó el listón muy alto recurriendo al motor del M4, muchos pensaban que BMW M finalizaría la actual generación del M2 para trabajar en la nueva, sobre todo con el nuevo Serie 1 ya entre nosotros y un Serie 2 que no tardará mucho en llegar. Pero nada más lejos de la realidad.

Esta versión se ubica por encima de aquel M2 Competition, recoge la esencia de los míticos M3 CS y M4 CS y eleva al máximo el rendimiento del coupé más compacto de BMW. Su diseño es aún más agresivo gracias a una serie de elementos fabricados en plástico reforzado con fibra de carbono como el techo, el splitter delantero y el Gurney como lo denomina BMW, un alerón que resalta en la zaga de este M2 junto con un difusor de aire de fibra de carbono.

Motor de seis cilindros en línea y doble turbo

El BMW M2 CS recurre al conocido motor de seis cilindros en línea y doble turbo pero que ahora desarrolla 450 caballos, hasta 40 más que el BMW M2 Competition. La potencia del motor se transfiere al asfalto a través de la suspensión Adaptiva M, hasta ahora exclusiva de los modelos M4, y neumáticos específicos Cup.

Asimismo, la suspensión adaptativa M permite al conductor modificar la configuración de los amortiguadores a través de las opciones Comfort, Sport y Sport+. Mientras que el primero optimiza la comodidad de conducción en ciudad, el Sport garantiza un carácter más dinámico en carretera y el Sport+, aporta mayor firmeza para conseguir el máximo rendimiento en circuito.

Por su parte los frenos M Sport, de serie con pinzas de freno pintadas en rojo –de seis pistones y las posteriores de cuatro– y discos de freno más grandes, de 400 mm de diámetro delante y 380 detrás.

También es posible seleccionar la opción de frenos carbocerámicos BMW M con pinzas de seis pistones delanteras y cuatro atrás. Son aún más ligeros, resistentes a la fatiga y tienen mayor duración.

Otro componente destacado son las torretas de la suspensión de CFRP, que aumenta la rigidez de la estructura frontal, a lo que se añade un control de estabilidad DSC que ofrece elevados niveles de tracción en condiciones de mojado y, cuando hay deslizamiento de las ruedas evita la recuperación repentina de la adherencia. En esta situación un dispositivo imprescindible es el Diferencial Activo M, controlado electrónicamente que responde con una precisión y velocidad excepcionales para optimizar la tracción y la estabilidad direccional, y que incluso es capaz de anticiparse en determinadas situaciones.

En conducción en circuito, el modo dinámico M (seleccionable dentro del DSC) permite un mayor grado de derrapaje y aumenta la libertad para llevar al límite este M2 CS. Son posibles ciertos sobrevirajes y subvirajes más acusados, al igual que deslizamientos moderados y controlados.

Rey del drift

El BMW M2 CS está equipado con llantas forjadas con radios en Y de 19 pulgadas en negro o, como opción, en un acabado dorado mate. Las ruedas delanteras pesan solo 9 kilos, las traseras, alcanzan los 10. Incluyen neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 en 245/35 ZR 19 desarrollados especialmente para el M2 CS. Los traseros, en 265/35 ZR 19, optimizan la tracción, el control lateral y la estabilidad direccional.

Para una utilización fuera de circuito hay disponibles unos Michelin Pilot Super Sport como una opción sin coste adicional. Estos generan más agarre en carretera sobre superficies mojadas que los Cup.

El BMW M2 CS cuando está equipado con la transmisión opcional de doble embrague M de 7 velocidades (M DCT), acelera de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos. Con la caja de cambios manual de 6 velocidades, ofrecida por primera vez en un BMW CS, la cifra es de 4,2 s. La velocidad máxima de la edición especial, equipada con el M Driver’s Package, está limitada electrónicamente a 280 km/h. En las versiones equipadas con caja de cambios manual de seis velocidades el consumo es 10,4. Con la transmisión M DCT, consume 9,6 .

Además el BMW M2 CS está equipado con un filtro de partículas de gasolina, que reduce las emisiones. Otras características técnicas son una cubierta adicional para el cárter, una bomba de recuperación de aceite adicional y un sistema de retorno de aceite cerca del turbocompresor que mantienen una circulación del aceite estable independientemente de lo que el conductor exija al motor.

Para refrigerar mejor el motor el diseño del capó incluye una toma de ventilación específica integrada. El sistema de escape, por su parte, se ha actualizado respecto al del BMW M2 Competition. Cambia tanto su estética como el sonido que proporciona, tiene un diseño de doble rama y cuenta con las salidas cuádruples típicas de los BMW M. Dos válvulas controladas de forma electrónica aseguran que un rugido característico. Además, el conductor puede modificar la acústica a su elección con el modo de conducción M Engine Dynamics Control, a través de los botones de la consola central.

Diseño interior sofisticado y centrado

El interior del BMW M2 CS combina una apariencia deportiva con un tejido Alcántara y un innovador diseño. Por ejemplo, la consola central está fabricada por completo en fibra de carbono ligera y CFRP, material que también se usa para los tiradores y molduras de las puertas. Asimismo, los asientos ultraligeros M Sport del BMW M2 CS destacan tanto por su ergonomía como por su línea. Con su estilo bacquet, están tapizados en cuero Merino y Alcántara, con costuras en rojo, representan un claro guiño a la competición y aseguran una excelente sujeción en conducción en circuito.

Otros componentes para el interior son un volante opcional M Sport, tapizado en Alcántara, y un reloj central en rojo que también contribuyen al ambiente racing del habitáculo. La tapicería también se emplea en el reposabrazos de la consola central así como en la moldura del salpicadero en la que está grabado el logotipo CS en rojo.

Fuente: www.caranddrive.com