Inicio Destacado Toyota Land Cruiser: un todo terreno “casi indestructible” que nació en medio...

Toyota Land Cruiser: un todo terreno “casi indestructible” que nació en medio de una guerra

1020

El Toyota Land Cruiser es uno de los todo terreno más antiguos y duraderos del mundo. Es la elección de muchos por ser resistente y fiable. Este modelo casi llega a los 65 años de historia, y en todo ese tiempo se han vendido 6,5 millones de unidades, según la web Autobild.com.

La historia de este modelo insignia de la firma japonesa comenzó en medio de una guerra, al igual que otros. En 1950 el mundo vio el inicio de una nueva guerra, en la que se enfrentaron Corea del Norte y Corea del Sur; la segunda tuvo el apoyo de las Naciones Unidas y Estados Unidos.

Japón recibió el encargo de diseñar un vehículo compacto para el ejército estadounidense y Toyota fue la elegida para llevar a cabo el proyecto. En 1951, el fabricante combinó el chasís del camión Tipo SB con el motor de 3.4 litros de gasolina Tipo B.

La inspiración de este modelo fue el Jeep Willys, que años antes salió a la luz, para llevar a las tropas de Estados Unidos por el campo de batalla. Toyota bautizó a su vehículo como Jeep BJ, y en 1953 estaba listo para ser producido a gran escala. Sin embargo, Willys Company informaron que esa marca era registrada, por lo que se vieron obligados de cambiar de nombre. El elegido fue el Toyota Land Cruiser.

Dos años más tarde, en 1955, llegó la segunda generación del Land Cruiser: el Serie 20. Los cambios más significativos se encontraban bajo el capó, pues este modelo contaba con un nuevo motor de hierro fundido de la serie F, que ofrecía 25% más de potencia. Una suspensión tipo ballesta lo complementaba, para absorber los impactos, y nuevos cojinetes de goma en la suspensión, para reducir las vibraciones.

La tercera generación no tardó en llegar. En 1960 vio la luz el Serie 40, que conservaba la misma fórmula de su antecesor. Lo diferente de este vehículo era que contaba con tres modos diferentes de conducción, que se aplicaban en función del tipo de terreno. Estaba acompañado de una transmisión manual de 3 velocidades, que además incluía una caja de transferencia, que reducía las relaciones globales para ofrecer en total 6 velocidad: tres para todo terreno y tres para carretera.

Siete años después, se introdujo la variante JF55, con mayor capacidad de carga; en 1980 se sustituyó por la Serie 60, más grande, con mayor espacio y con lujo interior. El Serie 70 llegó después de 2 décadas, como un modelo rediseñado, en un momento en el que el mercado se mostraba más competitivo.

Toyota puso a disposición de sus clientes 2 versiones: Heavy Duty (alto rendimiento), enfocado en ofrecer más resistencia, con un confort limitado, y Light Duty, con más comodidad para los trayectos largos. Esta versión posteriormente pasó a llamarse Land Cruiser Prado.

La firma japonesa lanzó en 1996 el Serie 90, un Land Cruiser de conducción 4×4 y confort. La nueva suspensión delantera le otorgó mejores capacidades todo terreno, sin renunciar al confort. La carrocería familiar se actualizó con la Serie 100.

El serie 120 llegó años más tarde y fue la primera vez que Japón dejó el diseño exterior, para dejárselo a Francia. Esta versión tuvo el primer sistema electrónico de asistencia de arranque en pendiente, muy común en nuestros días, además de un control de descanso y mayor rigidez estructural. Cinco años después el antecesor del Serie 120, el Serie 100, fue sustituido por el 200, más largo y ancho.

En 2009 Toyota lanzó la que, hasta ahora, es la última versión del Land Cruiser: el Serie 150. De nuevo, Francia lideró el diseño y trajo al mundo un modelo más pequeño y con rasgos del Serie 200.

Sin duda, el Toyota Land Cruiser es un todo terreno conocido en todo el mundo, que fue creado, lamentablemente, en medio de una guerra; con el paso de los años ha ido cambiando pero que mantiene su esencia.