Inicio Destacado Sébastien Ogier ganó por sorpresa el Rally de Italia

Sébastien Ogier ganó por sorpresa el Rally de Italia

92

El actual campeón encabezó un doblete para los Toyota Yaris en las exigentes pistas de tierra de la isla mediterránea para conseguir su tercera victoria de la temporada. Terminó con 46,0 segundos de ventaja sobre Elfyn Evans, ampliando su ventaja a medio punto después de cinco de las 12 rondas.

Nadie esperaba la victoria de Ogier en esta quinta prueba. Como líder del campeonato, salió primero en el orden de la etapa de apertura del viernes, labrando una línea a través de la tierra suelta que se volvía progresivamente más limpia y ofrecía más agarre con el paso de cada coche.

Se esperaba que el francés perdiera tiempo, pero terminó el día a poco más de medio minuto de un dominante Ott Tänak y de su compañero de equipo en Hyundai Motorsport, Dani Sordo.

En las mejores condiciones del sábado, Ogier marcó una serie de cronos rápidos. Cuando Tänak arrancó una rueda trasera de su i20 World Rally Car tras chocar con una roca y Sordo volcó, Ogier tuvo vía libre para llegar al final del domingo y conseguir la 52ª victoria de su carrera.

“Al llegar aquí primero en la carretera, pensamos que habría sido mejor quedarnos en casa”, dijo. “Hicimos un buen trabajo en el test, el coche funcionaba mucho mejor que en la anterior prueba en Portugal.

“Tuvimos un día increíble el viernes y ayer conseguimos volver a estar arriba. En el último momento, en el Power Stage, tuve un fallo de encendido durante mucho tiempo después del paso de agua. Sobrevivimos, pero perdimos un par de segundos ahí”.

Al principio, Evans no se encontraba bien y perdía más de un minuto tras la primera etapa. Los cambios de puesta a punto mejoraron las sensaciones del galés con su coche y varias victorias de tramo le impulsaron hacia arriba en el orden para aumentar la ventaja de la serie de fabricantes de Toyota sobre Hyundai a 49 puntos.

Hubo un susto al final cuando su coche se paró tras el mismo paso de agua que afectó a Ogier. Permaneció inmóvil durante casi 20 segundos antes de que el motor se reiniciara.

El tercer puesto de Thierry Neuville, a 19,2 segundos, fue un escaso consuelo para Hyundai. El belga se pasó todo el fin de semana afinando la puesta a punto de su i20, pero ninguno de los cambios aportó el ritmo necesario para igualar a los dos que le precedían.

Tal fue el nivel de desgaste que el cuarto clasificado, Takamoto Katsuta, fue el único otro piloto de alto nivel que evitó el abandono. El piloto japonés igualó el mejor resultado de su carrera en la prueba anterior en Portugal, a pesar de que una abeja zumbó dentro de su Yaris durante una de las especiales del domingo.

El quinto lugar fue para el ganador del WRC2, Jari Huttunen. El finlandés relegó a Mads Østberg cuando el noruego pinchó en la segunda especial del domingo y aguantó un decidido ataque en los dos últimos tramos para terminar con 7,5 segundos de ventaja.

El ganador del WRC3, Yohan Rossel, terminó séptimo con Pepe López y Jan Solans a continuación. Marco Bulacia ha completado la tabla de posiciones a pesar de una salida en el último día.

El campeonato llega a su Ecuador con un emotivo regreso a África por primera vez desde 2002. El legendario Safari Rally de Kenia tendrá lugar en Naivasha del 24 al 27 de junio.