Inicio Circuitos Rubens Barichello: “Estuve en el funeral de Senna pero no lo recuerdo”

Rubens Barichello: “Estuve en el funeral de Senna pero no lo recuerdo”

687
Carrying the coffin with the remains of the late Ayrton Senna for burial are fellow race car drivers Emerson Fittipaldi, left and Gerhard Berger, right Thursday, May 5, 1994 in Sao Paulo, Brazil. (AP Photo/str)

Poco después de cumplirse 26 años de la partida del mito del automovilismo, Ayrton Senna, salen a la luz nuevos detalles de esos días, cuando un joven Rubens Barichello llegaba a la máxima categoría con el sueño de seguir los pasos de su mentor, y tuvo que presenciar uno de los momentos más trágicos del deporte.

En medio de la cuarentena, el piloto brasileño concedió una entrevista exclusiva al programa argentino ‘Campeones’, donde se refirió a algunos temas, muchos de ellos mencionados por primera vez.

Ese fin de semana del Gran Premio de San Marino, marcó la vida de toda una generación y por supuesto, sirvió para hacer cambios sustanciales en la seguridad de la máxima categoría.

Aquel viernes 29 de abril de 1994, durante la sesión de prácticas, Barichello, que en ese entonces disputaba su segundo año con la escudería Jordan, tuvo un grave accidente en la zona de Bassa a 225 km/h. El Jordan-Hart salió volando e impactó la barrera de seguridad, eso a sus 21 años.

Sobre su accidente

“Yo soy muy afortunado con todo lo que me pasó, porque después de lo que sucedió en Imola, el viernes con mi accidente, estoy bien. Fue tan fuerte; fueron 90 G en la cabeza, que perdí la memoria por un tiempo”.

El funeral de Senna

Si me preguntan: ¿Te acuerdas que estas en el cementerio con Ayrton?. No, no me acuerdo de nada. Yo se que estuve ahí; hay fotos, pero no tengo recuerdos. Entonces, esto es lo mejor que me pasó, porque al final, siete días después de la muerte de Ayrton, me llamaron de Jordan a decir que el auto estaba listo, que debíamos hacer un test en Silverstone”.

¿Miedo de conducir otra vez?

“Ahí yo tuve miedo de sentir miedo”.

Cuando salí en el auto, fui como loco, como para chocarme de nuevo. Lo que quería ver es que si esto me gustaba de verdad o si era el momento final. Cuando me baje había hecho mi mejor vuelta de toda la vida en Silverstone. Y probé que me gustaba mucho. Fue bueno porque jamás el miedo estuvo cerca”.

Lo que le gustaba de Ayrton

Con Ayrton, siempre me marcaba su presencia en la pista. Más que estar en la F1, sentía mucho gusto de estar en el ‘Briefing’ con los pilotos y siempre era un placer estar cerca de él”.

Él era muy privado, pero también le gustaba la humildad y le gustaba estar cerca. Entonces, cada vez que yo podía, estaba siempre más cerquita. Me hacia falta cuando ya no estaba en la pista, pero después te vas acostumbrado”.

Su carrera sin la presencia del ídolo

Siento mucho orgullo a pesar de todo esto, yo apenas con un año y dos carreras en la F1 seguí por más de18 años. Con todo lo que viví y todo lo que intente hacer, estoy orgulloso de mi”.

Seguro que, si Ayrton estaba ahí por más tiempo, creo que la pasada del bastón para mi sería un poco más fácil. Yo creo que Ayrton hubiera conducido un Ferrari y a mi me pasaría McLaren. Pero no vale la pena pensar; porque todo esto no cambia nada. Entonces, siento orgullo de haber conducido en mi propia carrera”.

Recuerdos de la persona

¡La sonrisa!

Era una persona de mucha humildad. Con Gerard Berger eran buenos amigos, eran locos y hacían muchas cosas divertidas. Ayrton era muy divertido”.

Hay alguien que se encarga de que todos los días haya flores en la tumba de Ayrton, y ese es Rubens Barichello.

En el cementerio que está Ayrton también está mi abuelo. Cuando yo tenía cuatro años, perdí a mi hermano Robson, por eso hay diferencia de 5 años entre mi hermana y yo”.

Yo con tantos viajes, y siempre con el tiempo complicado; cuando lo podía visitar sentía mucha calma. Las flores hacen a veces mucho daño al corazón, pero a veces también traen mucha calma”. Colcluyó.

Sin duda alguna, palabras muy valiosas, viniendo de alguien que creció observando a su ídolo, hasta estar cerca y a la par de él. Barichello, en su paso por la F1, será recordado por su caballerosidad y a pesar de no haber sido campeón del mundo, hoy por hoy sigue siendo el piloto con más grandes premios disputados (323).

En la actualidad, Barichello mantiene contrato con el Equipo Toyota Gazoo Racing de Argentina para disputar el Torneo Super TC200, apenas se restablezcan las actividades, el piloto se reunirá con su equipo.  

Entrevista completa: https://bit.ly/2zplBgH