Inicio Destacado Mazda CX-60: un SUV pionero para la firma japonesa

Mazda CX-60: un SUV pionero para la firma japonesa

178

Mazda presentó al mundo al nuevo CX-60, un SUV pionero para la firma nipona en varios aspectos: es el primer modelo sobre la nueva plataforma modular, el primer híbrido enchufable y la primera aparición del motor seis cilindros en línea. Inicialmente, este vehículo será vendido en Europa, Australia y Japón.

El CX-60 busca plantar cara a modelos como el BMW X3 y el Mercedes-Benz GLC, debido a su propuesta con enfoque premium en acabados y una mecánica novedosa para la marca.

Este es el primer modelo de Mazda en emplear la plataforma Skyactiv Multi-Solution Scalable Architecture, creado específicamente para modelos de tracción trasera o integral, y capaz de albergar motores de seis cilindros en línea.

Este modelo estará disponible con un motor de 3.0 litros a gasolina con tecnología Skyactiv X, y por otro diesel de 3.3 litros, ambos con tecnología mild-hybrid de 48 voltios y tracción integral.

Sin embargo, la protagonista en la gama del CX-60 es la versión híbrida enchufable, para convertirlo en el modelo más potente en la historia de Mazda. Combina un motor de 2.5 litros con uno eléctrico de 134 hp, para desarrollar un total de 323 hp. Emplea una batería de 17.8 kWh para recorrer hasta 60 km en modo eléctrico. Según cifras de la marca, le toma 5.8 segundos llegar a 100 km/h y tiene un rendimiento de 66.6 km/l bajo el ciclo WLTP.

En cuanto al diseño, Mazda asegura que este “híbrido enchufable combina el atrevimiento y la elegancia del diseño Kodo para ofrecerte una excepcional experiencia de conducción.”

En el interior combina la elegancia y tecnología: encontramos superficies suaves, con una amplia variedad de textura, una pantalla de 12.3″ para el sistema multimedia, un cuadro de instrumentos completamente digital y un enorme head-up display.

Otro aspecto a destacar es el sistema Driver Personalization System, capaz de ajustar automáticamente las posiciones del asiento, del volante, del head-up display y de los espejos laterales según la talla del conductor. La información la obtiene a través de una cámara y sensores que determinan la altura de quien va al volante.

La producción del Mazda CX-60 comenzará en Japón en los próximos meses, para iniciar sus ventas de forma local y en Europa en el segundo semestre del año. La versión para nuestra región se fabricará en Estados Unidos bajo el nombre de CX-70, con algunos ajustes para adaptarlo a los gustos de este mercado.

Artículo anterior8 de marzo Día Internacional de la Mujer: GM OBB del Ecuador y su compromiso por la equidad
Artículo siguienteNissan ofrece apoyo a la crisis humanitaria en Ucrania