Inicio Industria MAREAUTO explica las ventajas del ‘renting’

MAREAUTO explica las ventajas del ‘renting’

91

En los últimos años han surgido diversos debates e investigaciones académicas sobre nuevas modalidades de rentabilizar y enfocar los negocios en su “business core”.  En este contexto somos testigos del surgimiento y consolidación del renting operativo de activos como estrategia de simplificación y creación de eficiencias en las organizaciones.

El renting operativo trae ideas revolucionarias sobre la administración, tenencia y propiedad de activos operativos, con un enfoque particular en la implementación de flotas automotrices tanto operativas como gerenciales. Sin ser precisamente una transacción de compraventa, brinda la posibilidad de obtener uno o varios vehículos como si fueran propios por un tiempo determinado sin importar la marca o modelo a cambio del pago de un canon mensual de arrendamiento.

Es así que, el renting automotriz a largo plazo se ha posicionado como una solución exitosa a las crecientes demandas del sector empresarial debido a las múltiples ventajas y beneficios que ofrece. Esta alternativa facilita una disminución real en los costos operativos, mejora la percepción de servicio por parte de los usuarios, optimiza la operación haciéndola más ágil y sobre todo mantiene al negocio movilizado casi al 100%. Por esta razón, Santiago Robayo, Gerente de la Región Costa de Mareauto nos comparte las 5 principales ventajas de optar por el renting de vehículos como una manera efectiva para el sector empresarial:

  1. Canon Fijo – Planificación a largo plazo

Si los vehículos de su empresa están bajo el esquema de “propiedad” seguramente estará obligado a planificar, organizar y controlar todos los gastos asociados a su adquisición, financiamiento, mantenimiento, seguros, matrículas, reposición, manejo de siniestros, tratos con talleres y vendedores de repuestos.

El esquema de renting operativo, simplifica esta operación a través del pago de un canon fijo que incluye los servicios y requerimientos que tiene un vehículo o una flota para operar de manera eficiente y segura. Mediante esta opción, el cliente podrá realizar una planificación a largo plazo y obtendrá un mejor control financiero.

El cliente pagará mensualmente un valor establecido, para lo cual se considera el modelo del vehículo, su recorrido estimado y el plazo del contrato obteniendo un servicio que incluye los mantenimientos preventivos programados, cambio de llantas, baterías, además de los gastos de seguro, matriculación, vehículo sustituto y servicio de telemetría que brinda información en línea respecto del desempeño del vehículo y manejo seguro.   

Por los análisis realizados con clientes que han implementado el esquema de renting automotriz se ha calculado que, el renting ofrece un ahorro entre el 15% y 20% aproximadamente en comparación con el modelo de adquisición tradicional de vehículos.

  1. Sin entrada ni cuotas iniciales

Adquirir un vehículo nuevo requiere una inversión inicial considerable. Debería un buen financiero invertir esa suma en un activo depreciable en detrimento. Por ejemplo, inversiones en materia prima, nuevas tecnologías, productos o servicios que le permitan agregar valor a sus clientes.

Una de las ventajas más importantes del renting operativo es que esta modalidad le da la posibilidad de orientar sus inversiones hacia activos productivos que generan retorno de flujo y rentabilidad. En lugar de desembolsar altas sumas de su capital de trabajo o de incrementar su endeudamiento bancario en la compra de vehículos se dirige estos recursos hacia aquellos bienes o servicios que impactan directamente en los ingresos.

  1. Agilidad, siempre movilizados

De presentarse alguna avería o siniestro que requiera el ingreso del vehículo al taller, la rentadora se encarga de realizar todos los trámites y gestiones, orientadas a una reparación óptima, reduciendo de esta forma actividades y costos que de otra forma el usuario o propietario tendría que ocuparse.

El Renting Operativo mantiene siempre su operación movilizada y esa es una ventaja muy importante, porque su negocio, sus clientes no esperan. Adicionalmente, en el caso de que el vehículo tuviera que quedarse más tiempo del esperado en el taller, se asigna otro similar de manera provisional e ilimitada, mientras se repara el suyo. Esto le garantiza mantener una movilización al 100% sin tener que incurrir en costos adicionales.

  1. No Pierde Valor

Cuando se compra un auto nuevo, con solo sacarlo del concesionario ya pierde valor, y ni hablar cuando ha pasado cierto tiempo y los kilómetros avanzan, más si a esto se suma que por lo general la mayoría de personas no se ocupa ni preocupa de dar el mantenimiento adecuado al vehículo.

Con el renting, el cuidado y mantenimiento del vehículo estará siempre al día, con procesos de control de alta calidad.  Al rentar en lugar de compra no tiene que  pensar en el problema de la pérdida de valor de su vehículo, la rentadora asume la depreciación del vehículo, por lo que usted solo gozará de los beneficios de contar siempre con vehículos en perfecto estado y renovarlos cada cierto tiempo.

  1. Siempre Actualizado y Seguro

Esta es una de las ventajas más importantes de la modalidad del renting, pues al concluir el período contratado, el cliente tiene la opción de renovar el contrato de manera inmediata con un auto nuevo, con nuevas y mejores prestaciones sin  tener que preocuparse de conseguir el financiamiento,  sin asumir pérdidas por la venta del vehículo usado, sin pagar comisiones ni adicionales por la renovación, solo continúa con el contrato, pero con otro vehículo cero kilómetros.

Gracias a las ventajas que ofrece el servicio de renting automotriz, las empresas pueden conseguir vehículos que se adapten a sus necesidades de movilización, y sobre todo operar con la seguridad que le ofrece un vehículo nuevo, con mantenimientos realizados de forma rigurosa, con programas de capacitación y sistemas telemáticos que impulsan la conducción segura mitigando la incidencia de accidentes.  

Con el renting además se puede escoger el tipo de vehículo y el modelo que mejor se adapte a las necesidades empresariales, desde vehículos de Alta Gama o  SUV´s, todoterrenos, furgonetas, sedanes hasta camionetas y camiones ligeros, en resumen una amplia gama de opciones para rentabilizar su negocio.