Smart pone a la venta el nuevo Smart Fortwo, un turismo de 2,69 metros de longitud, con dos puertas y dos plazas. Por tamaño es una alternativa al Toyota iQ (mide 2,99 metros), aunque éste tiene cuatro plazas. Está disponible desde 11 800 euros con motor de gasolina de 71 CV.

Muchos de los elementos estructurales del Smart Fortwo son comunes al Smart Forfour y al Renault Twingo (que aún no se comercializa).

Por dentro, todos los plásticos del habitáculo son duros, aunque el que forma el salpicadero está cubierto por un material textil que puede ser de diferentes colores. Hay muchos mandos que proceden de Renault (los de los elevalunas y retrovisores, los botones que hay a la izquierda del volante, las manillas de las puertas y el plafón de luces entre otros).

El asiento del conductor tiene ajuste en altura. El volante también, pero no en profundidad. La guantera es pequeña, no está ventilada, pero sí iluminada, aunque por una luz muy ténue. Hay una buena cantidad de huecos para dejar objetos. La carrocería del smart fortwo 2015 tiene la misma longitud que la del modelo al que reemplaza, pero es más ancha (10 cm) y baja (2 cm). La distancia entre ejes es 1,87 metros (+6 mm).