El finlandés ha deleitado a sus seguidores marcando el scratch en tres de los cuatro tramos que se han disputado hoy con su Volkswagen Polo R WRC y ocupa la primera plaza por delante de su compañero de equipo y líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, Sébastien Ogier.

La lluvia caída esta tarde ha beneficiado a los pilotos que abrían pista, precisamente Ogier y Latvala, ya que la superficie se ha ido deteriorando con el paso de los coches.

Latvala ha aprovechado para ganar las dos primeras especiales y compartir el mejor crono con Ogier en la siguiente. El francés ha finalizado la jornada llevándose los honores en la espectacular súper especial urbana de Jyväskylä.

El único susto que se ha llevado Latvala en el día de hoy ha tenido lugar en la última curva de la jornada, donde ha arrancado la aleta delantera derecha de su Polo R WRC. “Había una chicane con una bala de paja en el interior. He cortado demasiado y golpeado contra la bala de paja, pero no ha sido nada serio”, ha comentado el finlandés, de 29 años.