Inicio Industria El Mercedes-AMG G 63 se transforma en pick-up

El Mercedes-AMG G 63 se transforma en pick-up

140

Todos estamos bastante familiarizados con la carrocería del Mercedes Clase G, pero no lo estamos con el ejemplar tan especial que ha preparado el especialista Brabus. En esta ocasión no solo se trata de una preparación de alto nivel como las que tanta fama le han dado a esta compañía, sino que además ha modificado notablemente la silueta del 4×4 para transformarlo en un pick-up.

Cambio radical

Para realizar esta transformación tan llamativa ha sido necesario un rediseño del chasis para así acomodar la caja trasera propia de este tipo de vehículos, sin afectar por ello a la rigidez torsional del conjunto. Ahora, el Brabus 800 Adventure XLP es más largo que el automóvil donante, es decir, un Mercedes-AMG G 63. En total, mide 5,31 metros de longitud, lo que supone un incremento de casi 70 centímetros, mientras que la batalla ha crecido en 50 cm.

Los componentes como los laterales de la caja están hechos de fibra de carbono, mientras que el acero se ha utilizado en el suelo y la puerta trasera de esta, así como en la superficie posterior de la cabina. La suspensión delantera independiente presenta un nuevo bastidor auxiliar junto con varios componentes mecanizados por CNC, mientras que el eje trasero conserva la configuración de serie. No obstante, Brabus ha modificado la altura del vehículo para que ahora esté a 49 centímetros del suelo.

El propulsor V8 biturbo de 4.0 litros de AMG se ha modificado con dos turbocompresores de mayor tamaño, un nuevo mapa motor y otros componentes de alto rendimiento para producir nada menos que 800 caballos de potencia y un par máximo de 1.000 Nm, disponibles desde las 3.600 vueltas. La compañía alemana afirma que el 800 Adventure XLP es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4,8 segundos y su velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 210 km/h debido a sus neumáticos off-road.

En compañía

La unidad de exhibición, que se mostrará en el Salón del Automóvil de Ginebra, también contará con un módulo disponible opcional en la parte trasera para permitir que un dron despegue y aterrice. Este pick-up tan peculiar estará acompañado por un Wingcopter, es decir, un avión no tripulado diseñado para transportar suministros de ayuda y equipos especiales a regiones remotas, que puede alcanzar velocidades de hasta 240 km/h y cubrir distancias de 120 km.