Inicio Autos Show Aston Martin Rapide E con 320 km de autonomía

Aston Martin Rapide E con 320 km de autonomía

154

El primer modelo 100 % eléctrico de producción de Aston Martin ya está aquí, o más bien en China, donde se acaba de desvelar en el Salón de Sanghái. Se llama Aston Martin Rapide E, se anunció el pasado mes de septiembre, y ya está disponible para pedidos. Su producción, eso sí, estará limitada a únicamente 155 unidades.

Con este modelo, desarrollado junto al especialista Williams Advanced Engineering (gran experiencia en Fórmula 1 y Fórmula E), la firma británica se adentra en el mundo de los automóviles eléctricos, como un anticipo de los futuros Lagonda -la marca de lujo y cero emisiones-.

El sistema eléctrico del Rapide E es de 800V y cuenta con una batería de 65 kWhintegrada en un compartimento de fibra de carbono y kevlar, fabricada con unas 5.600 baterías 18650 individuales de ión-litio y ubicada en el lugar original del motor V12, la caja de cambios y el depósito de combustible. Cabe apuntar que toda la fuerza de los motores se envía al eje trasero, a través de un autoblocante.

Los dos motores eléctricos montados en el eje trasero ofrecen una potencia combinada de 610 CV y un par motor máximo de 950 Nm, nada menos. Esto permite un 0 a 100 km/h en alrededor de 4 segundos, una velocidad máxima de 250 km/h y una recuperación de 80 a 110 km/h en 1,5 segundos aproximadamente. Conserva tres modos de conducción: GT, Sport y Sport+.

Quizá la autonomía del Rapide E sea el punto débil del coche, ya que anuncia una cifra de homologación en ciclo WLTP de 200 millas o 322 kilómetros. Anuncia capacidad para carga a más de 100 kW, la posibilidad de recargar unos 297 km de autonomía en 1 hora a 50 kW (400V), y un tiempo de carga en destino de tan solo 3 horas para la recarga completa de la batería.

A nivel de diseño hay cambios en la parrilla delantera, en el aspecto de las llantas forjadas de aluminio -enfocadas a la eficiencia aerodinámica y calzadas con gomas Pirelli de baja resistencia a la rodadura- o en los bajos del vehículo (del splitter al difusor trasero de mayores dimensiones, que ahora no integra salidas de escape), y la casa de Gaydon asegura que se ha mejorado la eficiencia aerodinámica en un 8 % con respecto al Rapide convencional.

Ya en el habitáculo, el Rapide E prescinde de la instrumentación analógica a favor de un cuadro digital de 10 pulgadas, que por supuesto ofrece todo tipo de información al conductor, incluido el nivel de carga de la batería, la autonomía, el flujo de energía o el consumo en tiempo real, por ejemplo.

En el interior también encontramos molduras de fibra de carbono en diferentes lugares, una tapicería de cuero con costuras y detalles en contraste de color azul, volante achatado en sus laterales o una consola que, en general, ya evidencia su añejo diseño.

Fuente: www.motorpasion.com