Imfrisa: la clave para el éxito es la innovación

La planta de amortiguadores y suspensiones en el norte de Quito. La planta de amortiguadores y suspensiones en el norte de Quito.

La compañía Industria de Materiales de Fricción (Imfrisa) desde que empezó a fabricar suspensiones en el país en 2011 ha logrado sonados reconocimientos por parte de su cliente principal, el más importante y exigente como es GM-OBB del Ecuador.

Pero este año fue la consagración de Imfrisa cuando en el reciente evento de gala en Yaku Parque Museo del Agua, su gerente general Luis Carlos García recibió de manos del presidente ejecutivo de GM-OBB, Luis Landínez, el galardón como el Mejor Proveedor de 2014.

García confiesa que no lo esperaba este premio, pero considera que es producto a que su empresa trabaja en constante innovación,  buscando siempre qué tipos de componentes se pueden producir para la industria aumotriz nacional.

El principal de Imfrisa reconoce que este logro se debe gracias al trabajo de su equipo humano que está comprometido con la calidad y la entrega justo a tiempo.

General Motors motiva a sus socios estratégicos a ser parte de la visión empresarial que guía sus procesos y los convoca a nuevos retos y metas para optimizar la cadena de valor y aportar con el crecimiento y desarrollo de la industria nacional.

Reconocer la calidad de los productos, los niveles de servicio, la incorporación permanente de nuevas tecnologías y consolidarse como un proveedor competitivo son características que identifican el nivel de industria con la que GM OBB del Ecuador aporta diariamente al país.

En el proceso de selección, se evaluaron a todos los proveedores principalmente en cuatro ejes: calidad que cumpla o exceda los requerimientos; servicio de excelencia en la entrega de materiales y ejecución de servicios; tecnología innovadora en el producto, el servicio y los procesos;  y competitividad alineados a los objetivos de GM OBB del Ecuador y de mercado

Según GM, Imfrisa demostró su confianza en el cambio de la matriz productiva del país, y conjuntamente con su socio estratégico Amortipartes pusieron en marcha la primera y única planta de amortiguadores en el Ecuador, incorporando alta tecnología amigable con el medioambiente, con altos estándares de calidad para producir amortiguadores de equipo original y para el mercado de reposición.

Luis Carlos recuerda que recientemente hicieron una inversión de USD 50 000 en un software que monitorea y controla la fabricacion de los amortiguadores.

La planta, ubicada en el norte de Quito, produce partes y piezas como suspensiones, amortiguadores y en breve cubos de rueda.

“Todos estos son ciclos de innovación. Siempre estamos pensando qué cosas podemos hacer con calidad para tratar de satisfacer las necesidades de nuestro cliente”.

El alto ejecutivo recientemente estuvo de gira comercial por China buscando opciones de negocios para instalar nuevos productos en el segmento automotor.

“Ser líder entre todos los proveedores de GM es un reconocimiento muy importante que lo obtuvimos también en 2012 y que nos impulsa a seguir adelante y a tratar de hacer las cosas bien, no solo por el premio, sino por la satisfacción de que estamos haciendo industria y en muy buena forma”, dijo García.

Imfrisa tiene una historia de 40 años en el país. Hoy pertenece al grupo empresarial colombiano Chaid Neme con operaciones en algunos países de la región.

En los últimos años ha realizado importantes inversiones para la instalación de la planta y la fabricación de componentes para vehículos como Aveo, Sail y Grand Vitara SZ.

Trayectoria de la empresa

Historia. La companía se fundó en 1973 y empezó produciendo materiales de fricción, recuerda Guido Montenegro, gerente de Operaciones de Imfrisa. En 1984 pasó a ser parte del grupo colombiano Chaid Neme diversificando el negocio a nivel regional.

En 2003 empezó la alianza con GM importando, almacenando y distribuyendo productos terminados bajo el plan “justo a tiempo”.

La empresa pasó de ser netamente logística a producción cuando en 2011 se montó la primera planta de suspensiones y el año pasado se constituyó la fábrica de amortiguadores en alianza con su socia Amortipartes, con estándares de calidad y seguridad.