El Metro de Quito, una obra que aún sigue en discusión

La estación del Metro en el sector del Labrador. La estación del Metro en el sector del Labrador.

Cuando el Dr. Mauricio Rodas estuvo de candidato para alcalde de Quito, su mayor oferta de campaña fue la construcción del Metro. Lo dijo con tanto énfasis y convicción que la ciudadanía quiteña entera lo creyó.

Ganó la Alcaldía el Dr. Rodas y de manera inexplicable el Metro, una obra iniciada en su fase uno con la construcción de las estaciones de La Magdalena y El Labrador que al momento están listas, al parecer pasó a segundo plano.

En lugar de poner “manos a la obra”, la construcción fue politizada al interior del Cabildo y desafortunadamente se evidenció falta de liderazgo de la primera autoridad quiteña para dar paso al Metro, que ha sido calificado como el más importante en este siglo para Quito.

En los últimos días la obra ha tomado vigencia con el anuncio del Alcalde sobre el inicio del proceso de negociación con el consorcio brasileño Acciona Odebrecht, con una rebaja aparentemente muy favorable de USD 50 millones.

Según la planificación inicial, la fase dos, es decir, la construcción del túnel desde Quitumbe hasta El Labrador, debió estar al momento en plena labor.

Inclusive se tenía previsto que a finales de 2016 debía estar listo y funcionando a plenitud.

Nada de eso se ha hecho. Se ha perdido más de año y medio en discusiones improductivas, mientras la ciudad cada día se debate en el tráfico incesante.

Creo que el Alcalde se equivocó al dejar que mucha gente al interior del Concejo Metropolitano hablase mucho del Metro, e incluso mal, y no contribuyó en acciones concretas para su realización.

Hasta ciertos medios de comunicación que se metieron en el tema, no para contribuir positivamente, sino para meter más leña al fuego.

Ojalá que con la decisión del Alcalde de continuar con el proceso de negociación y su inmediata construcción, el Metro no sufra contratiempo alguno y se encarrile en su ruta correcta para beneficio de miles de quiteños y ecuatorianos.

La movilidad quiteña es una tarea pendiente de la actual administración municipal y sería bueno que de una vez por todas se tomen acciones para paliar de alguna forma este martirio que es el transporte público en todas sus modalidades.

Artículos relacionados (por etiqueta)