Calderón: mi compromiso es con el taxista nacional

El presidente de la fedotaxis habla de las acciones inmediatas que se realizan en beneficio del gremio. 

En su moderna oficina, situada en la sede de la Federación Nacional de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxis), al norte de Quito, nos recibió Jorge Calderón Cazco, presidente del mencionado gremio, con quien TRANSPORTE&Acelerando conversó sobre varios temas de interés para este sector de la transportación pública.

 ¿Cómo toma su reelección como  presidente de la Fedotaxis?

Primero debo agradecer a Dios, a mi familia y a mis compañeros: los señores taxistas del Ecuador. A todos ellos me debo y mi labor en los siguientes cuatro años estará enfocada a la defensa de la clase y a la obtención de todos los objetivos planteados por nuestra administración.

 ¿Cuál fue el ambiente general del XLIII Congreso en la ciudad de Loja?

Lo que pudimos vivir en el pasado Congreso Nacional de Taxistas del Ecuador, el 24 y 25 de julio de 2014 en Loja, es un ejemplo de la madurez del gremio y de la calidad humana de los taxistas nacionales. En Loja se pudo constatar que la unión de la Fedotaxis es un hecho y que nos mantendremos así hasta alcanzar nuestras metas. Todo esto pese a que no llegamos al congreso con la nueva tarifa, algo que era fundamental para todos nosotros. Sin embargo, pudimos sentir el respaldo, la confianza y el aprecio de los taxistas ecuatorianos y por ellos es nuestra labor y sacrificio diarios. Además, los informes administrativos y financieros fueron aprobados por unanimidad y con aplausos, por parte de las delegaciones de las 24 provincias del país.

 ¿Cómo se encuentra el tema de la nueva tarifa para el taxismo?

Hasta el momento la Fedotaxis ha actuado responsablemente y cumplió su papel de demostrar al Gobierno, de manera técnica y profesional, que la nueva tarifa es necesaria para nuestro gremio. Hemos socializado nuestra propuesta y pensamos que después de 11 años y siete meses (hasta agosto de 2014) las autoridades pertinentes tienen todas las herramientas para modificar el tarifario actual. En tal sentido ratifico mi fe y mi compromiso para cumplir con todas mis responsabilidades al frente del taxismo nacional.

 ¿Personalmente cómo asume este tema de las nuevas tarifas?

A lo largo de mi vida me he preparado profesional y académicamente para ser dirigente, por lo tanto asumo este reto como uno de los más importantes de mi vida. No ha sido ni es mi objetivo perpetuarme en la presidencia; pero he sido ratificado una vez más en el cargo, de manera democrática, y por eso me he trazado una meta: el nuevo tarifario técnico en el Ecuador es cuestión de justicia social.

¿Qué se ha hecho para combatir la informalidad en el país?

Esta es una conquista de nuestra administración. El pasado 9 de octubre de 2013 comparecí en el Pleno de la Asamblea Nacional para que este acto ilícito conste en el nuevo Código Integral Penal, que ya está en vigencia, y que los ciudadanos irresponsables que pretenden hacer servicio de transporte público ilegal sean sancionados. No es justo ni moral que los taxistas federados cumplamos una serie de requisitos y paguemos impuestos, mientras que otras personas incumplen con la ley y siguen actuando sin sanciones.

¿Cómo está el aspecto de la categorización de la actividad profesional?

Esta es otra propuesta por la cual estamos luchando, porque pretendemos mantener nuestra actividad dentro de la Ley de Economía Popular y Solidaria, y que no se nos cambie a la Ley de Compañías de la parte societaria, porque nosotros somos microempresarios. Para lograr este objetivo hemos tenido conversaciones con el mismo presidente de la República Rafael Correa y esperamos que en los próximos días se nos ratifique dentro de aquella ley. También debemos procurar que el tema del kit de seguridad en los taxis debe ser revisado, porque hay todavía ciertas incorrecciones y la Fedotaxis aportará en el mejoramiento de este aspecto.

 ¿Qué pasos se han dado para tratar estos temas fundamentales?

Tuvimos ya las primeras reuniones con directivos de la Agencia Nacional de Tránsito, así como también solicitamos una cita de trabajo con el Presidente de la República, para que sean tratados los temas básicos de tarifas, informalidad, Ley de Economía y kit de seguridad. Para esto me he quedado, para dar la cara por el taxismo y satisfacer este clamor general  y se solucionen estos temas que consideramos los más trascendentales para el taxismo ecuatoriano.