Cigarette Racing 515 Project One, una lancha para homenajear al Mercedes AMG Project One

No es la primera y probablemente tampoco será la última vez que el fabricante de lanchas rápidas Cigarette Racing presente en colaboración con Mercedes-AMG un producto inspirado en los de la...

El McLaren Senna equipa un motor 4 litros V8 biturbo y verá la luz en Ginebra

Hace un par de meses McLaren desvelaba uno de sus modelos más salvajes, el espectacular McLaren Senna  del que se fabricarán únicamente 500 unidades, hechas a mano y con un precio unitario de...

Un Aston Martin Valkyrie tendrá pintura con restos de polvo lunar

El polvo lunar en la pintura del Aston Martin Valkyrie será una realidad, un solo vehículo de los 150 que se fabricarán, será el afortunado en llevar en su ‘piel’ restos del espacio.

Record Guiness: El Hennessey Venom GT Spyder marcó 427,3 km/h

Record Guiness: El Hennessey Venom GT Spyder marcó 427,3 km/h Foto: El Venom GT Spyder tiene un V8 de 1.451 caballos. Alcanzó los 427,3 km/h.

Hay un nuevo rey entre los cabrio más rápidos del mundo, y se llama Hennessey Venom GT Spyder que con 427 km/h destrona al Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse. 

Tal vez el nombre te resulte extraño, pero esta marca estadounidense que se dedica a tunear autos de altas prestaciones festejó sus 25 años con todo, y se quedó con un nuevo récord de velocidad final para un descapotable: 427,4 km/h (265,8 millas por hora).

El récord anterior era del Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse, que en 2013 –y gracias a su W16 8.0 de 1.200 caballos– alcanzó los 408 km/h. ¿Qué lleva el Venom GT Spyder para destronarlo? Un V8 biturbo 7.0 de 1.451 caballos de fuerza a 7.200 rpm, y 177,8 kgm de torque máximo a 4.200 rpm.

 

La caja es manual de seis marchas y la tracción posterior. Con apenas 1.244 kg en la balanza, el Venom GT Spyder acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,4 segundos y supera los 300 km/h en menos de 13 segundos. Se trata de un modelo desarrollado sobre la base de un Lotus Elise, y su versión cerrada con techo (Venom GT) también supo marcar un récord de velocidad en 2014, al tocar los 435,3 km/h.

El escenario donde alcanzaron el flamante récord fue la pista de aterrizaje de un aeropuerto de la Marina de los Estados Unidos, en California. La marca, además, comunicó que pondrá a la venta tres unidades de este infernal aparato para conmemorar el logro, y que tendrán un precio de 1,3 millones de dólares.

Fuente: www.tn.com.ar

Medios