Brabus 125R, una edición limitada del Smart Fortwo con 125 CV

Lo último del especialista alemán Brabus se llama Brabus 125R y es una edición especial basada en el pequeño Smart ForTwo Cabrio y limitada a únicamente 125 unidades. Según la casa, se tra...

Vinfast, el fabricante vietnamita, presentará dos novedades en el Salón de París

Quizás no te suene de nada el nombre, pero desde hoy reconocerás el nombre Vinfast como fabricante de coches vietnamita, el primero en la nación, que presentará sus primeros dos modelos nada...

BMW R Ninet Giggerl: una verdadera bestia venida del futuro

Esta sorprendente y futurista creación es fruto del duro trabajo realizado por un preparador alemán a petición expresa de la propia BMW. Utiliza la base de la conocida naked germana, pero su ...

Record Guiness: El Hennessey Venom GT Spyder marcó 427,3 km/h

Record Guiness: El Hennessey Venom GT Spyder marcó 427,3 km/h Foto: El Venom GT Spyder tiene un V8 de 1.451 caballos. Alcanzó los 427,3 km/h.

Hay un nuevo rey entre los cabrio más rápidos del mundo, y se llama Hennessey Venom GT Spyder que con 427 km/h destrona al Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse. 

Tal vez el nombre te resulte extraño, pero esta marca estadounidense que se dedica a tunear autos de altas prestaciones festejó sus 25 años con todo, y se quedó con un nuevo récord de velocidad final para un descapotable: 427,4 km/h (265,8 millas por hora).

El récord anterior era del Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse, que en 2013 –y gracias a su W16 8.0 de 1.200 caballos– alcanzó los 408 km/h. ¿Qué lleva el Venom GT Spyder para destronarlo? Un V8 biturbo 7.0 de 1.451 caballos de fuerza a 7.200 rpm, y 177,8 kgm de torque máximo a 4.200 rpm.

 

La caja es manual de seis marchas y la tracción posterior. Con apenas 1.244 kg en la balanza, el Venom GT Spyder acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,4 segundos y supera los 300 km/h en menos de 13 segundos. Se trata de un modelo desarrollado sobre la base de un Lotus Elise, y su versión cerrada con techo (Venom GT) también supo marcar un récord de velocidad en 2014, al tocar los 435,3 km/h.

El escenario donde alcanzaron el flamante récord fue la pista de aterrizaje de un aeropuerto de la Marina de los Estados Unidos, en California. La marca, además, comunicó que pondrá a la venta tres unidades de este infernal aparato para conmemorar el logro, y que tendrán un precio de 1,3 millones de dólares.

Fuente: www.tn.com.ar

Medios