McLaren 600LT Spider, deportividad a cielo abierto

La marca británica acaba de presentar de manera oficial a su nuevo deportivo, una variante a cielo descubierto que está basada en el exclusivo 600LT. Cuenta con los mismos argumentos de este y...

En los planes de Volkswagen estaría fabricar un todoterreno 100% Eléctrico

A día de hoy cuesta pensar en un nicho de mercado que todavía no haya sido explorado, pero en Volkswagen parecen tener claro uno que es tal: el de los todoterrenos puros con mecánicas complet...

Ford Mustang Shelby GT500 2020: el más potente de la historia

Es uno de los coches más esperados para los entusiastas de los muscle cars americanos y uno que promete traer sensaciones fuertes a todos aquellos que se atrevan a exprimir al máximo su motor.

Asterion LPI 910-4, la renovación híbrida de Lamborghini

Lamborghini Asterion LPI 910-4, esa es la propuesta de la marca italiana de coche para adaptarse a la tendencia híbrida que marcan los tiempos que corren. Los superdeportivos modernos también tienen que ser sostenibles, de modo que el fabricante italiano ha desarrollado esta bestia, aún en fase de prototipo, para mantenerse en la vanguardia de la industria.

Lamborghini lo presentó en el evento previo del Grupo Volkswagen y posteriormente, en el estreno del Salón de París aportó más datos acerca de su nuevo deportivo.

El Asterion es el primer coche de la marca con motorización híbrida enchufable que consigue, además de los 910 caballos de potencia total que figuran en su nomenclatura, unas emisiones medias de 98 gr/km. y un consumo promedio de 4,12 litros.

El Lamborghini Asterion además de un propulsor de diez cilindros en V (el 5.2 FSI atmosférico de 610 CV) suma tres unidades eléctricas, dos de ellas para el eje delantero, que suman otros 300 para conseguir esos 910 CV totales.

Adopta un sistema de tracción integral, algo habitual en los modelos de la casa, que se activa bajo el modo híbrido, cuando todos los motores trabajan en la propulsión. En el modo eléctrico sólo lo hacen los motores eléctricos delanteros.

Fuente: elmundo.es