Hyundai completa el primer viaje en la autopista nacional de camiones autónoma de Corea del Sur

Hyundai Motor Company completó el primer viaje por carretera nacional de Corea del Sur con un camión semirremolque de navegación autónoma. El camión Xcient de Hyundai condujo aproximadament...

Volvo 360c: un proyecto de un eléctrico autónomo

Durante los últimos años la actividad de Volvo está siendo frenética. El fabricante sueco con capital en manos asiáticas continúa ampliando su gama de forma consistente y razonada, y recie...

Audi PB18 e-tron, una mirada al futuro de los eléctricos

El Audi PB18 e-tron apuesta por se la mezcla perfecta para Audi entre deportividad y sostenibilidad. O eso dicen. Un prototipo presentado en Pebble Beach y en el que recala el conocimiento tecno...

El futuro de la movilidad compartida se llama Renault EZ-GO

La marca francesa presenta a Renault EZ-GO (pronunciar «Easy Go») un «robot-vehículo», compartido, autónomo y sin chófer, con motorización eléctrica. Destinado a circular en ciudad y en las zonas periurbanas, está pensando para el transporte de personas hasta 6 pasajeros al mismo tiempo.

Renault EZ-GO es algo más que un concept-car. Es un vehículo a la vez que un servicio, una pieza del ecosistema de las ciudades inteligentes que se están construyendo entre las autoridades públicas, los municipios y el sector privado. Su plataforma modular da pie a una variedad de usos y de carrocerías. Se trata del primer miembro de una familia de concept-cars que se presentará a lo largo del año 2018.

Movilidad a demanda para todos

Renault EZ-GO aporta una solución de movilidad bajo demanda para todos. Funciona como un servicio con reserva inmediata a través de una aplicación o desde unas estaciones ubicadas en la ciudad, de acuerdo con lo que proponga el operador.

Dicho servicio puede ser prestado por empresas privadas o públicas, y potencialmente de forma continua, 24 horas y todos los días de la semana. Es complementario a la posesión de un coche y a los transportes públicos colectivos como el metro o el bus. Combina la flexibilidad y el confort del transporte individual con la eficacia y la seguridad de los transportes públicos.

Diseño y características técnicas

Con un aspecto futurista e innovador, un diseño trapezoidal de Renault EZ-GO facilita su inserción en la ciudad. Se ha ideado para maximizar el campo de visión de los captadores del sistema autónomo y redistribuir la luz a través del techo panorámico.

Todos los captadores necesarios para la conducción autónoma -radares, líderes, ultrasonidos, cámaras, están agrupados en la antena desmontable situada en el deflector de la parte trasera del techo. Al arrancar el vehículo, la antena se despliega automáticamente.

El Renault EZ-GO cuenta con un careado lateral que protege algunos elementos como las ruedas y suspensiones, requiriendo de esta forma menos mantenimiento y limpieza. Su amplia superficie acristalada curvada hacia el exterior ofrece una visión totalmente abierta.

Doble función en la ciudad

Renault EZ-GO representa la visión de Renault de un futuro servicio de movilidad bajo demanda que pueda convertirse en un atractivo de la ciudad gracias a un diseño icónico y reconocible. Puede representar su filosofía, su compromiso con una movilidad eficiente, sostenible y asequible para todos.

Facilita los desplazamientos para todos, tanto como medio de transporte único como al insertarse en un esquema multitransporte. Puerta a puerta o desde/hacia una estación. Con un coste asequible ya que se trata de un servicio compartido. Los desplazamientos son más fáciles, lo que contribuye a reducir el estrés de los usuarios y a ofrecerles más posibilidades personales y profesionales. Al liberarse de la conducción, los usuarios ocupan su tiempo a bordo con actividades profesionales o de entretenimiento.

Renault EZ-GO aporta asimismo un impacto positivo a la ciudad al impulsar la movilidad compartida que, en esencia, hace que el tráfico sea más fluido y limita el número de plazas de aparcamiento necesarias, esta solución encarna una movilidad respetuosa, silenciosa y no contaminante gracias a su motorización eléctrica y a los sistemas de red inteligente (smart grid) y de segunda vida de las baterías que pueden acompañarla.