McLaren 600LT Spider, deportividad a cielo abierto

La marca británica acaba de presentar de manera oficial a su nuevo deportivo, una variante a cielo descubierto que está basada en el exclusivo 600LT. Cuenta con los mismos argumentos de este y...

En los planes de Volkswagen estaría fabricar un todoterreno 100% Eléctrico

A día de hoy cuesta pensar en un nicho de mercado que todavía no haya sido explorado, pero en Volkswagen parecen tener claro uno que es tal: el de los todoterrenos puros con mecánicas complet...

Ford Mustang Shelby GT500 2020: el más potente de la historia

Es uno de los coches más esperados para los entusiastas de los muscle cars americanos y uno que promete traer sensaciones fuertes a todos aquellos que se atrevan a exprimir al máximo su motor.

Mitsubishi Eclipse Cross, un SUV con dotes deportivos, debutará en Ginebra

Mitsubishi Eclipse Cross, un SUV con dotes deportivos, debutará en Ginebra Fotos: Mitsubishi Motors

Este debería ser el último tirón por subsistir de Mitsubishi en solitario, antes que el brasileño Carlos Ghosn tome por completo las riendas de la compañía, pues suma un modelo más a su línea de vehículos sobrevivientes en occidente, mismos que ya han recibido todos renovaciones más o menos profundas (Mirage, ASX, Outlander, L200 y Montero Sport).

Como en la mayoría de estos, la nueva Eclipse Sport recibe la última versión del lenguaje de diseño de la marca conocido como “Escudo Dinámico”, que se caracteriza por la profusión de barras cromadas en el frente, aunque en esta nueva propuesta, gana luces en el área de la fascia al color de la carrocería, misma que franquea la parte donde se estrecha la parrilla. Este es un elemento estético que hemos visto en prácticamente todos los conceptos recientes de la marca, incluyendo al XR-PHEV II mostrado hace dos años, el cual nos antecede los trazos maestros de la nueva Crossover.

 

Además del frente, destaca la afilada línea de carácter lateral y el inclinado medallón trasero, al grado que el pilar D es “cortado”, por la puerta, aunque sigue teniendo un portón tradicional, salvo por la prolongación de las calaveras, contra el arreglo “fastback” de la mayoría de los “Crossovers-Coupé”. El interior replica los ángulos cromados de la parrilla con una protuberancia sobre la palanca de cambios, además que, hasta donde permiten apreciar las fotos, consigue verse bastante moderno, salvo quizá por el volante –el resto de la gama de Mitsubishi ya acusa la edad-, sin llegar a estar recargado.

 

El largo es de 4.40 metros, con lo que cumple su promesa de colocarse entre la Outlander (4.69 metros) y la ASX (4.36). No hay, de momento, datos de salida de potencia, aunque se sabe que usará un motor de cuatro cilindros 1.5 litros turbo asistido con cerca de 160 HP acoplado a una transmisión automática CVT con ocho relaciones simuladas, mientras que la tracción total será de serie. Para los mercados donde el diésel es aún popular, habrá un 2.2 litros de cuatro cilindros con convertidor de par.

 

Las ventas comenzarán entre finales de este año e inicios del 2018, dependiendo del punto del globo en donde uno se encuentre. Los precios se anunciarán hasta entonces, pero deberán ser cercanos a los de una Outlander con tracción total (no disponible en México).

Fuente: www.automovilonline.com.mx