Imprimir esta página

Renault Trezor Concept: la apuesta eléctrica de la marca del rombo

Renault Trezor Concept: la apuesta eléctrica de la marca del rombo Foto: Renault Press

Renault anticipa el futuro de sus vehículos con el Trezor, un concept 100% eléctrico de 4,70 metros inspirado en la Fórmula E con 350 caballos generados por dos baterías y con funcionalidades para conducción autónoma.

Pues ahora Renault amplia de nuevo el concepto del superdeportivofrancés que anticipa el diseño futuro de otros modelos de la marca, con el Trezor. Se trata de un cupé eléctrico de dos plazas que representa las nuevas líneas sobre las que se basarán otros modelos de la marca. Con este diseño se quiere transmitir que Renault cuenta con una identidad propia bajo el esloga "French Design and Easy Life".

 

Con un ancho de vías de 2,04 en el tren delantero y 2,10 en el trasero y una distancia entre ejes de 2,77, se ha buscado lograr la mejor estabilidad, a lo que se añade un centro de gravedad especialmente bajo para reducir los movimientos de la carrocería y un peso contenido con un registro de 1.600 kg para unas dimensiones considerables: 4,70 de largo, 2,18 de ancho y 1,080 de alto.

El Renault Trezir aúna líneas sencillas con un frontal en forma de C que marca la identidad del modelo y de futuros lanzamientos de Renault. Incluye una carrocería fabricada en fibra de carbono, donde se ha querido transmitir sobre todo dinamismo. Para ello, en la parte trasera se incluyen pequeños hexágonos que enfatizan este carácter deportivo y tecnológico del Renault Trezor. También incluye esta carrocería algunos detalles clásicos de los GT.

 

En el capo destaca una entrada de aire en forma de nido de abeja que mejora la aerodinámica y garantiza una toma de aire de geometría variable. En el lateral la tapa del depósito de gasolina se ha sustituido por un indicador analógico que muestra el nivel de carga del Trezor. En la trasera destacan unos pilotos de luz láser de color rojo que provocan –supuestamente– un completo efecto visual al frenar. Gracias a este diseño se consigue un índice de penetración en el aire de 0,22 Cx. La imagen exterior se completa con unas llantas de 21 pulgadas en el tren delantero y 22 en la trasera y unos neumáticos específicos desarrollado por Continental que combinan una parte de la banda de rodadura en color rojo.

En cuanto al interior predomina también el color rojo y la utilización de materiales como la madera y el cuero, que se unen a otros más tecnológicos y de última generación y detalles prácticos como un salpicadero de madera –diseñado en colaboración con la empresa KEIM-cycles especializada en cuadros de bicicletas– que incorpora un maletero situado en la parte delantera del vehículo.

 

En el habitáculo también destacan unos asientos de forma redondeada que se inspiran en los muebles de diseño y, como no podía ser de otro modo, una gran pantalla táctil que incluye tecnología OLEDasociada al cristal Gorilla que permite disponer de una pantalla fina y curvada. Además se monta una interfaz táctil, personalizable y conectada y con las aplicaciones del smartphone proyectadas sobre el sistema multimedia. Comentario aparte merece el volante rectangular inspirado en la Fórmula 1 y que consta de tres pantallas, una central y dos táctiles en cada lado que sustituyen a los mandos tradicionales.

Para el motor, Renault ha recurrido a su experiencia en la Fórmula E, dado que el propulsor del Trezor es un derivado del que equipa la escudería Renault e.deams. Tiene una potencia de 350 caballos y un par de 380 Nm, que permite pasar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos. Incluye dos baterías, cada una con un sistema propio de refrigeración que se benefician además del diseño del capó de formas hexagonales y ubicadas una en la parte delantera y otra en la trasera, para provocar un equilibrado reparto de pesos. También hay un sistema de recuperación de energía al frenar con la tecnología RESS –Rechargeable Energy Storage System– desarrollada para la Fórmula E.

 

Conducción autónoma

Gracias a la última evolución del sistema Multi-Sense, en el Trezor tenemos acceso a tres modos de conducción: neutro, sport y autónomo. En el modo autónomo se incluyen una serie de señales luminosas en el exterior que avisan a otros conductores de la vía de que estamos delegando la conducción.

Fuente: http://www.caranddriverthef1.com/