Cigarette Racing 515 Project One, una lancha para homenajear al Mercedes AMG Project One

No es la primera y probablemente tampoco será la última vez que el fabricante de lanchas rápidas Cigarette Racing presente en colaboración con Mercedes-AMG un producto inspirado en los de la...

El McLaren Senna equipa un motor 4 litros V8 biturbo y verá la luz en Ginebra

Hace un par de meses McLaren desvelaba uno de sus modelos más salvajes, el espectacular McLaren Senna  del que se fabricarán únicamente 500 unidades, hechas a mano y con un precio unitario de...

Un Aston Martin Valkyrie tendrá pintura con restos de polvo lunar

El polvo lunar en la pintura del Aston Martin Valkyrie será una realidad, un solo vehículo de los 150 que se fabricarán, será el afortunado en llevar en su ‘piel’ restos del espacio.

Histórico triunfo de Ecuador en las 6 Horas de Bogotá

Imagen de los dos Radical SR3 del equipo Abro del Ecuador, durante la competencia. Imagen de los dos Radical SR3 del equipo Abro del Ecuador, durante la competencia. Foto: Revista ACELERANDO.

El equipo ecuatoriano Abro del Ecuador, integrado por Xavier y Miguel Villagómez (hermanos), Juan José Rivera y el costarricense José Montalto, ganó de manera contundente la trigésima edición de las 6 Horas de Bogotá Mobil 1-Motor-Motorcraft, realizada la tarde y noche del martes 8 de diciembre en el autódromo de Tocancipá, al norte de la capital colombiana.

Xavier Villagómez, a bordo de un Radical SR3, categoría Fuerza Libre 3, la más alta y veloz de la competencia, fue el encargado de rematar con un triunfo categórico, sacando una vuelta de ventaja a los colombianos Santiago Lozano, Rodrigo Triana y Sebastián Villamil, quienes también compitieron en un Radical SR3, pero con motor 1 600 cm3.

El tercer lugar de la general fue para los también colombianos Dirk Herber e Ignacio Ruiz en un Radical SR3 a siete vueltas del líder.

El flamante campeón dio 260 giros a la pista de 2 750 metros durante las seis horas, a una velocidad promedio de 140 km por hora.

La competencia que normalmente se realiza un sábado en la primera semana de diciembre desde hace 30 años, hoy se desarrolló en un día normal, pero que para los colombianos fue festivo en honor a las fiestas de la virgen del Carmen y la procesión de las velas.

Villagómez contó que los últimos 8 minutos de la competencia le fueron eternos y muy tensos, inclusive en dos ocasiones estuvo a punto de salir de la pista. “En una curva entré muy rápido y cuando me iba a dar contra una barrera de metal alcancé a frenar y pude nuevamente posicionar al auto en la pista”, dijo.

Agradeció a todo el equipo por el trabajo realizado y en particular a su padre Xavier, quien les ha dado todo el impulso en los últimos 20 años para practicar el automovilismo.

El triunfo del equipo ecuatoriano no fue ninguna casualidad. Se preparó desde hace medio año, reparando y hasta cambiando piezas nuevas en los dos Radical. Xavier Villagómez, padre de Xavier y Miguel, inclusive contrató los servicios del argentino Luciano Sarbag, director del equipo JLS MotorSport.

Luciano fue igual parte importante para la victoria de Ecuador en Colombia, porque dirigió técnicamente tanto dentro como fuera de los pits.

El equipo cumplió un cronograma previamente establecido de manera rigurosa y todos sus integrantes realizaron un papel preponderante para la victoria final.

El año pasado, ya los Villagómez dieron un campanazo cuando se ubicaron segundos y terceros en la categoría.

Desde la primera hora de competencia, los ecuatorianos tomaron el puso de la competencia.

La última hora de carrera se tornó tensa y muy disputada entre los 49 vehículos. Ecuador, como nunca, lideraba la clasificación con tres autos: los dos Radical de Xavier y Miguel Villagómez y el Radical PR6 de Mauricio Moncayo, quien al inicio de la prueba salió último por una sanción en la víspera de la clasificación. El ecuatoriano no vio la bandera de cierre de clasificación y dio una vuelta más y entonces los jueces lo sancionaron con un último lugar en la salida.

Ya casi en la noche, Miguel Villagómez sufrió un pinchazo en una de las llantas en la parte posterior de la pista y hasta que ingrese el Pace Car, ya los punteros le sacaron más de veinte vueltas.

Ingresó nuevamente a la carrera, pero ya no pudo alcanzar y quedó en el puesto 18.

El equipo de Moncayo, en esa ocasión conducido por Pedro Espinosa, se disputada metro a metro con el colombiano Lozano el segundo lugar y solo cuando faltaban 15 minutos para el final un auto topó por la parte posterior y le sacó fuera de la pista.

Sin los dos autos nacionales en competencia, Villagómez se las ingenió para soportar la enorme presión de Lozano y cruzar la meta en medio del aplauso de los propios colombianos, quienes habían organizado la fiesta para conmemorar las tres décadas de la competencia.

El equipo de Xavier Espinoza y Camilo Rivera no tuvo éxito en esta ocasión. Tras realizar una excelente actuación en las dos primeras horas, el prototipo JEC sufrió la rotura de la cadena de la distribución.

En poco más de una hora pudieron cambiar de motor, salieron a la pista y quedaron en el puesto 37.

En esta carrera también compitieron Diego Morán y Patricio Larrea integrando el equipo Niko Salamandra del colombiano Juan Manuel González. No tuvieron suerte desde la misma prueba de clasificación. El chip del monoplaza Salamandra no leyó los tiempos y tuvieron que partir al última en la prueba oficial.

Empezó conduciendo Morán, pero a la hora de competencia tuvo un percance con otro vehículo en la parte posterior del circuito y tuvo que ser llevado el vehículo en wincha. Lo repararon, pero no quedó igual y se relegó a posiciones últimas.

En grilla de partida estuvieron 49 autos y alrededor de 150 pilotos de Colombia, Venezuela, Costa Rica y Ecuador.