Marchione: "Si hay un superdeportivo eléctrico a fabricar, Ferrari debe ser el primero"

El principal de Ferrari dejo en entredicho que el fabricante italiano de vehículos de lujo tendrá que emprender un nuevo camino hacia la movilidad autónoma, tal y como lo han hecho los princi...

Ford Mustang Bullitt debuta en Detroit 50 años después

Uno de los lanzamientos más sonados del Salón de Detroit NAIAS 2018, es sin duda el Ford Mustang Bullitt, un ícono de la cinematografía norteamerciana que ha cobrado vida nuevamente. 

El Porsche Club más antiguo del mundo cumple 65 años

Unos 210.000 aficionados a los deportivos de más de 85 países son socios activos de los 675 Porsche Clubs existentes. 

Mercedes Clase B Electric Drive: una realidad muy convincente

No deja de ser curioso que prácticamente el mismo día que Daimler vendía su participación en Tesla, Mercedes-Benz presente su Clase B eléctrico, un vehículo animado por un motor y una batería de ion-litio del fabricante americano.

El Mercedes-Benz Clase B Electric Drive se convertirá a partir del próximo mes de enero en la primera versión eléctrica en la historia del monovolumen compacto alemán,que anteriormente había experimentado con un grupo propulsor de célula de combustible y de gas, pero nunca con un tren de rodaje puramente eléctrico.

El Mercedes Clase B Electric Drive que hemos tenido ocasión de probar por las carreteras mallorquinas nos ha parecido uno de los modelos eléctricos más completos y avanzados del mercado.

Para empezar, porque es uno de los más prestacionales gracias a su motor eléctrico de 132 kW (180 CV) que, por ejemplo, le permite firmar un 0-100 km/h en 7,4 segundos, los números de un Renault Mégane RS.

Lo mejor es que ese potencial se puede adaptar a cada situación de tráfico mediante los tres modos de conducción que ofrece. En el E+ (Economy +), pensado para circulación urbana, la potencia se reduce a 65 kW (88 CV) y la velocidad máxima se limita a 110 km/h. Aún así, resulta suficiente para la mayoría de las circunstancias, salvo que salgamos a autovía, donde la respuesta queda algo más limitada.

Fuente: elmundo.es