El Porsche Club más antiguo del mundo cumple 65 años

Unos 210.000 aficionados a los deportivos de más de 85 países son socios activos de los 675 Porsche Clubs existentes. 

Así es el Nissan Leaf Nismo Concept: más salero y deportividad para el eléctrico de la casa

Durante un evento denominado Nissan Futures 3.0 y celebrado ayer en la ciudad de Oslo, en Noruega, el fabricante japonés Nissan ha adelantado sus planes de futuro en materia de vehículos eléc...

Porsche lanza una nueva versión del Panamera con 680 hp y 49 km de autonomía en modo eléctrico

El híbrido enchufable se convierte en el Sport Turismo más potente

Voluntarios de GM Ecuador sembraron 300 árboles en Calacalí

Estudiantes de la Escuela Línea Equinoccial y Voluntarios de GM Ecuador en la jornada de reforestación al noroccidente de Quito Estudiantes de la Escuela Línea Equinoccial y Voluntarios de GM Ecuador en la jornada de reforestación al noroccidente de Quito Foto: General Motors Ecuador

Como parte de su estrategia de Responsabilidad Social, GM Ecuador involucra a voluntarios de la empresa en sus programas ambientales, educativos y comunitarios. 

La compañía trabaja por la preservación del ambiente a través de distintas acciones tanto dentro de sus instalaciones como en zonas aledañas a sus operaciones. Es así que en días pasados se realizó una actividad de reforestación en un área natural cercana al patio de autos de la compañía, en Calacalí. A esta iniciativa se sumaron actores locales como: la Junta Parroquial de Calacalí, la Fundación Sembrar Esperanza y la Escuela Línea Equinoccial.

Un grupo de 18 voluntarios de la empresa y 40 estudiantes de la Escuela Línea Equinoccial de Calacalí fueron los participantes más entusiastas de esta jornada; se sembraron 300 árboles que servirán para recuperar la vegetación de la zona.

Esta iniciativa forma parte del programa de Gestión Ambiental de General Motors Ecuador, mediante el cual la compañía promueve la conservación de los recursos naturales y el uso óptimo de materiales, a través de programas de eficiencia energética, optimización de uso de agua, programa cero basura y la compensación simbólica de su huella de carbono mediante un proyecto de agro-forestería y conservación en la Amazonía. 

De esta forma, una vez más GM Ecuador ratifica su compromiso por reducir su huella ecológica y conservar el medio ambiente, trabajando de manera conjunta con las comunidades en las que opera y con organización de la sociedad civil.