Hyundai completa el primer viaje en la autopista nacional de camiones autónoma de Corea del Sur

Hyundai Motor Company completó el primer viaje por carretera nacional de Corea del Sur con un camión semirremolque de navegación autónoma. El camión Xcient de Hyundai condujo aproximadament...

Volvo 360c: un proyecto de un eléctrico autónomo

Durante los últimos años la actividad de Volvo está siendo frenética. El fabricante sueco con capital en manos asiáticas continúa ampliando su gama de forma consistente y razonada, y recie...

Audi PB18 e-tron, una mirada al futuro de los eléctricos

El Audi PB18 e-tron apuesta por se la mezcla perfecta para Audi entre deportividad y sostenibilidad. O eso dicen. Un prototipo presentado en Pebble Beach y en el que recala el conocimiento tecno...

Eliminar la formación de conductores, sería un retroceso histórico"

El gerente de Aneta, Gorky Obando (derecha) junto a Lauro Guerrero, Fernando Viteri y Luis Naranjo, directivos del Automóvil Club del Ecuador. El gerente de Aneta, Gorky Obando (derecha) junto a Lauro Guerrero, Fernando Viteri y Luis Naranjo, directivos del Automóvil Club del Ecuador. Foto: Revista ACELERANDO

El Automóvil Club del Ecuador (Aneta), a través de su gerente general Gorky Obando, hizo hoy un pronunciamiento oficial sobre las posibles reformas a la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial que la Asamblea Nacional está debatiendo en su fase final.

Obando sostiene que la posible eliminación de la formación de conductores no profesionales puede implicar inseguridad jurídica, pues el hecho de autorizar y aprobar el funcionamiento de más de 108 escuelas de conductores no profesionales, con la modificación de la Ley, esas escuelas dejarán de funcionar por más tiempos perentorios que se establezcan.

Asimismo, el ejecutivo señala que la obligatoriedad de aprender a conducir tiene una directa concordancia con las normas constitucionales del Buen Vivir, de la Protección y Seguridad de las Personas que se trasladan de un lugar a otro, de la preservación del medioambiente, y en general, a mejorar la calidad de vida de los ecuatorianos, asimismo cumple con el objetivo y principios generales de la Ley de Tránsito (artículos 1,2 y 4).

Entre los sustentos técnicos que Aneta hace al respecto está la disposición del requisito indispensable en la Ley de Tránsito vigente es un avance y modelo de Legislación de Tránsito en América, fruto de un clamor ciudadano y de una respuesta de la legislatura en sus diversos tiempos.

La eliminación de la misma, sin lugar a dudas implicaría un retroceso histórico y jurídico y de gravísima evidente contradicción por la cantidad de muertes, heridos y discapacitados que diariamente suceden en el país.

“La eliminación de la formación de conductores contradice la filosofía del Gobierno Nacional de alcanzar la excelencia en la educación en todas las formas, tipos y niveles como factor preponderante del desarrollo”.

Obando recordó que la Ley de Tránsito tiene un carácter punitivo y también formativo. Al eliminar la disposición de enseñanza, prevalecerá el criterio punitivo ya que en la práctica solamente éste no resuelve los problemas de sisnestralidad, lo que sin lugar a dudas se incrementará.

En lo referente a la siniestralidad, este año hay una cifra escalofriante de 28 893 casos, de los cuales en promedio son más de 23 842 heridos y 4 800 muertos. Es decir, en el país 13 personas fallecen diariamente por accidentes de tránsito.

Gorky Obando hizo también una sustentación legal. “El Ecuador es adherente de la resolución 62/244 del 31 de marzo de 2008 de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Mejoramiento de la Seguridad Vial en el Mundo” y de la resolución de la Conferencia Mundial sobre Seguridad Vial celebrada en Moscú en 2009, que busca reducir en un 50% los siniestros de tránsito en el mundo a través de cinco ejes fundamentales, en los que se destaca la Educación, por lo que no sería dable que la No formación de conductores no profesionales contradiga este esfuerzo mundial y admitido por el Ecuador”.

“La enseñanza a un conductor implica una conducción eficiente, defensiva y segura, que logra importantes ahorros de combustible, reducción de emisiones de gas y que mejora la calidad de vida”.

Según estudios, el 95% de los accidentes de tránsito en Ecuador se producen por fallas humanas y el 5% restante está distribuido entre la infraestructura vial y el mal estado mecánico de los vehículos. De este 95%, el 82% obedece a la impericia. Es decir la falta de preparación y conocimiento de los conductores que en definitiva es la falta total de formación.

Finalmente, el ejecutivo mostró una encuensta que su institución ha realizado entre enero de 2013 y mayo 2014 con la siguiente pregunta: ¿Está usted de acuerdo que previo a la obtención de la licencia de conducir por primera vez, debe aprobar un curso de conducción? De las 61 285 personas encuestadas en todo el país, según Obando, el 99% está de acuerdo que primero debe capacitarse para obtener su licencia de conducir. De esa cifra, solo 430 personas dijeron que No y 364 no respondieron.