Lotus presenta al nuevo Exige Cup 430 Type 25

Lo último de la casa británica llega a modo de edición especial, conmemorando a todo un icono como es el Lotus 25. La mecánica es la misma que la del Exige Cup 430, pero presenta una decorac...

El Alpine 110 con sus tres nuevas versiones evoca su época de gloria

Lanzado a finales de 2017 y vendido prácticamente sobre la marcha, el A110 Premiére Édition es el primer modelo que saca Alpine en dos décadas. Con la presentación de las versiones de serie...

Guía ¿Cómo elegir un vehículo seguro?

Guía ¿Cómo elegir un vehículo seguro? Foto: Archivo particular

Los autos seguros salvan vidas y por esta razón es importante conocer cuáles son los sistemas mínimos de seguridad que deben cumplir, así como los más avanzados. En este contexto, Casabaca preparó una guía completa para ayudar a la ciudadanía a elegir un vehículo nuevo pensando en el bienestar de su familia.

Antes de entrar en materia, es importante entender por qué son necesarios los sistemas de seguridad. “Existen diversos estudios de organizaciones especializadas a  nivel mundial que lo demuestran. Por ejemplo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, el uso del cinturón de seguridad disminuye entre un 40% y un 50% el riesgo de muerte de los ocupantes delanteros de un carro, y entre un 25% y un 75% el de los pasajeros de los asientos traseros. En el caso de las bolsas de aire (airbag), se estima que llegan a evitar alrededor del 14% de muertes en conductores y 11% de lesiones en pasajeros”, señaló Juan Pablo Rodríguez, Jefe de Talleres de Casabaca.

Sobre los sistemas mínimos de seguridad de los autos:

Los vehículos cuentan con dos tipos de sistemas de seguridad:

Seguridad Activa: Son diseñados para prevenir los accidentes. Están trabajando todo el tiempo y entre los más importantes constan: frenos, carrocería, neumáticos, suspensión, dirección, entre otros. Incluso el aire acondicionado, ya que su utilidad operativa es desempañar los cristales de manera óptima.

Seguridad Pasiva: Su función principal es minimizar los daños durante un choque. Los sistemas de esta categoría son: bolsas de aire (airbags), cinturón de seguridad, reposacabezas, entre otros.

Algunos sistemas o dispositivos de seguridad son obligatorios o de uso mínimo para todos los vehículos. En el caso de la legislación ecuatoriana, por ejemplo, los parámetros de seguridad están establecidos en el Reglamento Técnico Ecuatoriano Rte Inen 034 (4r) Elementos Mínimos De Seguridad En Vehículos Automotores (Ver link de la AEADE). Los más importantes son los siguientes:

 

Cinturón de seguridad: Protege lesiones cerebrales, fracturas craneales, heridas faciales, lesiones oculares, fracturas faciales o lesiones pulmonares. Su uso es obligatorio para el conductor y los ocupantes, tanto en el asiento delantero como en los asientos traseros. En luagres urbanos, la posibilidad de resultar herido grave o muerto es cinco veces menor si se lleva puesto el cinturón.

Bolsas de aire: Esta bolsa se infla rápidamente en caso de accidente.

Sus principales funciones son: evitar el impacto del conductor o del pasajero contra los elementos duros del vehículo, absorber parte de la energía cinética del cuerpo, proteger a los ocupantes del impacto contra el parabrisas y disminuir el riesgo de lesiones cervicales.

Frenos ABS: Es un sistema de frenado que evita que las ruedas se bloqueen y patinen al frenar, con lo que el vehículo no solamente decelera de manera óptima, sino que permanece estable y direccionable durante la frenada (se puede girar mientras se frena). Fue diseñado para ayudar al conductor a mantener cierta capacidad de dirección y evitar el arrastre durante el frenado. Con el sistema ABS se impide que ninguna de las 4 ruedas patine, lo que permite dirigir el vehículo y seguir manteniendo el frenado (frenar y dirigir al mismo tiempo).

Apoyacabezas: Su misión es proteger la cabeza contra los fuertes movimientos hacia atrás en caso de accidente. Es muy importante colocarlo a la altura correcta, para detener el arco que describe el movimiento de la cabeza hacia atrás. Para ello, los ocupantes deben regularlo y adaptarlo a su propia constitución física.

Control electrónico de estabilidad: Uno de los avances tecnológicos en materia de seguridad activa más importantes de los últimos tiempos. Su función es conseguir que el vehículo se mantenga en la trayectoria marcada por el conductor con el volante, reduciendo en buena medida los siniestros viales derivados de un derrape.

Vidrios de seguridad: El compuesto del cristal parabrisas está preparado para que, en caso de accidente, no salten astillas que puedan dañar a los pasajeros del vehículo. Las ventanillas laterales son más débiles y se pueden romper. Es la salida más cómoda si en caso de vuelco las puertas se quedan bloqueadas.

Sobre los últimos avances en sistemas de seguridad:

Además de los sistemas de seguridad detallados anteriormente, “la industria automotriz ha investigado y desarrollado dispositivos y mecanismos cada vez más tecnológicos. Los vehículos Toyota, por ejemplo, cuentan con sistemas únicos y de vanguardia que minimizan aún más los riesgos en accidentes de tránsito, tanto para los ocupantes como para terceros, incluso en caso de atropellamiento”, señaló Juan Pablo Rodríguez de Casabaca. ¿Cuáles son estas innovaciones?:

Carrocería GOA: Se trata de un sistema de deformación programada y absorción de impactos que le brinda a sus conductores tranquilidad en la conducción. Tanto en colisiones frontales, como laterales y traseras, el sistema GOA hace que se absorba la energía del impacto, disipando la energía del mismo por toda la estructura. Esto ayuda a minimizar la deformación de la cabina, salvaguardando la integridad de sus pasajeros. Los modelos Toyota son los únicos con este sistema, el mismo que ha superado pruebas de impacto, obteniendo el puntaje perfecto (5 estrellas). 

Control de arranque en pendiente:

El sistema de asistencia en pendientes de Toyota HAC, nos permite afrontar grandes desniveles ascendentes sin que el vehículo se desplace hacia atrás al efectuar el juego de pedales. Los sensores del vehículo detectan la inclinación del terreno y se activa al detectar que el usuario haya pisado consciente o inconscientemente el pedal del freno por un par de segundos, posteriormente al soltar el pedal del freno se libera la presión gradualmente en el  freno para que el vehículo empiece a tomar impulso sin ningún problema, con esto evita que el vehículo se desplace hacia atrás.

Control de bamboleo de remolque:

El control de bamboleo del remolque (TSC) detecta y corrige las oscilaciones del remolque aplicando los frenos para reducir la velocidad, dosificando el par motor y posteriormente aumentando la fuerza de frenada en un lateral del vehículo.

Fuente: Casabaca