Lotus presenta al nuevo Exige Cup 430 Type 25

Lo último de la casa británica llega a modo de edición especial, conmemorando a todo un icono como es el Lotus 25. La mecánica es la misma que la del Exige Cup 430, pero presenta una decorac...

El Alpine 110 con sus tres nuevas versiones evoca su época de gloria

Lanzado a finales de 2017 y vendido prácticamente sobre la marcha, el A110 Premiére Édition es el primer modelo que saca Alpine en dos décadas. Con la presentación de las versiones de serie...

Richard Hammond llena el depósito de combustible de un McLaren 702S con agua

Richard Hammond llena el depósito de combustible de un McLaren 702S con agua Foto: Archivo particular

El periodista Richard Hammond volvió a destrozar un súper deportivo, esta vez se trata de un McLaren 702S usado en una prueba de manejo para el programa “The Grand Tour”

La segunda temporada de ‘The Grand Tour’ comenzó hace apenas unas semanas con las nuevas aventuras del famoso trio calavera formado por los británicos Jeremy Clarkson, James May y Richard Hammond. El último de ellos no ha tenido un 2017 muy afortunado que digamos dadas las circunstancias que le han ocurrido a lo largo del mismo y que le han podido costar un susto mayor al verse involucrado en un terrible accidente.

A principios de 2017 Hammond destrozó un Rimac Concept One, después de llegar a la meta en una prueba de ascenso acompañado por el Honda NSX de May y el Aventador S de Clarkson. Al llegar a la meta en lugar de soltar el acelerador, siguió acelerando con el triste final que ya todos conocemos. Afortunadamente, todo quedó en un terrible susto y el británico se incorporó al estudio semanas más tarde.

No obstante, el presentador sigue siendo noticia tras otro notable incidente que ha tenido lugar durante el cuarto episodio de la temporada. No queremos hacer spoiler del mismo pero si tenemos que decir que en él, Richard se encarga de poner a prueba el McLaren 720S y como es habitual lo lleva hasta la propia pista del show televisivo para comprobar sus cualidades.

Durante una entrega de premios que tuvo lugar en dicho capitulo salió a relucir la verdad sobre la historia de Hammond y el deportivo de Woking al afirmar el propio presentador que para realizar la prueba tuvo que usar dos ejemplares, ya que uno de ellos dejó de funcionar al llenarle el deposito con agua. Al parecer, el 720S tenía muy poco combustible y en vez de conducir hasta la gasolinera más cercana, Richard cogió una garrafa que se encontró a su paso sin conocer el tipo de líquido que había en su interior.

Como es habitual sus compañeros se burlaron bastante de él y fue May quien incidió mas en el asunto al hacerle preguntas del tipo: ¿Cuántos supercars has destrozado este año?, o ¿Cuántos has conducido este año?, a lo que Hammond en ambos casos respondió con la misma respuesta, dos. 

Fuente: www.caranddriver.es