El Porsche Club más antiguo del mundo cumple 65 años

Unos 210.000 aficionados a los deportivos de más de 85 países son socios activos de los 675 Porsche Clubs existentes. 

Así es el Nissan Leaf Nismo Concept: más salero y deportividad para el eléctrico de la casa

Durante un evento denominado Nissan Futures 3.0 y celebrado ayer en la ciudad de Oslo, en Noruega, el fabricante japonés Nissan ha adelantado sus planes de futuro en materia de vehículos eléc...

Porsche lanza una nueva versión del Panamera con 680 hp y 49 km de autonomía en modo eléctrico

El híbrido enchufable se convierte en el Sport Turismo más potente

Caminaba por el asfalto de Hockenheim con una media sonrisa, mirando a un lado y a otro, recibiendo el saludo. Mientras Mick Schumacher era el protagonista del GP de Alemania de este año que se va, Sabine Kehm miraba al muchacho y pensaba en su padre y en ese momento casi tres años antes. 

El hijo de Michael estaba con él aquel 29 de diciembre de 2013 y vio a su padre perder la vida que había tenido hasta ese momento para entrar en un universo oscuro de lucha por su existencia. Entonces tenía 14 años, ahora ya con 17 es una de las grandes promesas para la F1 del futuro y sueña con que su padre lo vea en un podio.

El crecimiento de Mick es una de las cosas que han sucedido mientras Schumacher entraba en coma, despertaba, iba de un hospital a otro, después a su casa y sigue sintiendo cómo salir de esta y volver a ser una parte de lo que fue. Su capacidad de lucha es una luz del ser humano.

Pero ha habido otras cosas, como ese periodista que se disfrazó de cura en los primeros días en Grenoble para entrar en su habitación, aquel que robó su documentación médica y acabó suicidándose en la cárcel o este que ha querido vender una imagen de Michael por un millón de euros. Y las palabras de supuestos médicos y de Montezemolo diciendo cosas buenas y malas o muy malas, y la investigación de la policía francesa y el intento de la familia por informar poco y sólo lo necesario. Schumacher mejora lentamente, muy lentamente, pero sigue luchando. #Keep Fighting.

 

Cronología de tres años de batalla para Schumacher

29-12-2013. Sufre un fuerte traumatismo en la cabeza por una caída mientras esquiaba en la estación alpina de Meribel. Su casco se rompe a causa del impacto y es trasladado en helicóptero a una clínica de Moutiers y luego a Grenoble, donde es operado de urgencia en estado crítico.

30-12-2013. Entra en coma inducido a causa del traumatismo craneoencefálico. "Su situación vital está muy comprometida", declaran los médicos. Es sometido a una segunda intervención cerebral.

31-2-2013. Kehm revela los detalles del accidente: el alemán se salió de la pista tras ayudar a un amigo, entró en una zona de nieve virgen y al girar perdió el control y su cabeza chocó contra una piedra.

17-2-2014. La fiscalía francesa archiva la investigación sobre el accidente.

16-6-2014. Schumacher despierta del coma e ingresa en el hospital universitario de Lausana, en Suiza.

9-9-2014. Regresa a su casa tras 254 días en el hospital, donde continuará la recuperación. "Tiene todavía un largo camino por recorrer", dice la familia.

15-2-2015. El personal médico cuida a Schumacher todo el día en su casa suiza a un costo de más de 15 millones de euros.

26-4-2015. Mick Schumacher, el hijo del campeón, gana su primera carrera en el campeonato alemán de F4. En 2017 competirá en la F3 europea. Estuvo en el GP de Alemania de F1.

17-12-2016. El alemán abres sus redes sociales de ‘Twitter’, 'Facebook' e 'Instagram' y pone en marcha la iniciativa Keep Fighting. "Para que nadie se rinda", dice su mujer Corina.

19-12-2016. Un fotógrafo intenta vender una imagen del alemán en la cama de su casa suiza por un millón de euros. Ningún medio acepta. Antes un hombre robó el historial médico y acabó suicidándose.

Fuente: www.motor.as.com Manuel Franco

Publicado en Pista