McLaren 600LT Spider, deportividad a cielo abierto

La marca británica acaba de presentar de manera oficial a su nuevo deportivo, una variante a cielo descubierto que está basada en el exclusivo 600LT. Cuenta con los mismos argumentos de este y...

En los planes de Volkswagen estaría fabricar un todoterreno 100% Eléctrico

A día de hoy cuesta pensar en un nicho de mercado que todavía no haya sido explorado, pero en Volkswagen parecen tener claro uno que es tal: el de los todoterrenos puros con mecánicas complet...

Ford Mustang Shelby GT500 2020: el más potente de la historia

Es uno de los coches más esperados para los entusiastas de los muscle cars americanos y uno que promete traer sensaciones fuertes a todos aquellos que se atrevan a exprimir al máximo su motor.

Parte médico prohibe a Fernando Alonso correr en Bahréin

Parte médico prohibe a Fernando Alonso correr en Bahréin Foto: www.navarra.com; Instante en el que el piloto asturiano de McLaren-Honda sale de su monoplaza después del accidente en Albert Park

Las secuelas del accidente sufrido por Fernando Alonso en Australia fueron mucho mayores de lo que nadie, ni él mismo, esperaba.

La larga revisión realizada a Fernando en Bahréin, que duró 90 minutos, y que incluyó dos pruebas radiológicas muy profundas, determinó que no estaba apto para pilotar en razón de la fisura que tiene en la novena costilla del lado izquierdo, que podría provocar lesiones más graves en caso de otro accidente, llegando a la perforación del pulmón.

Esto aconsejó a los doctores dirigidos por Jean Charles Piette a no dejarle correr en Bahréin, e incluso poner en duda su participación en China, sujeta a otro examen médico.

Después de todo lo sucedido a Alonso desde su regreso a España, con el agravamiento de la situación cabe preguntarse ¿el examen realizado en Australia no fue demasiado superficial? Tras un accidente de la magnitud del sufrido por Alonso, ¿no hubiera sido casi obligado permanecer en observación 24H?

El tipo de lesiones sufridas por Fernando a veces no afloran inmediatamente después del accidente, como sí ocurrió con el golpe de la rodilla, por lo que hubiera sido obligatorio, o al menos debiera de serlo sino se especifica así ahora mismo en el protocolo médico, que tras un accidente semejante, el piloto deba permanecer en observación al menos un día.

Alonso, sin saber la gravedad de su lesión, estuvo el domingo por la noche, brevemente eso sí, en la fiesta de la organización celebrada tras la carrera. Al día siguiente paseó por la playa, y después se metió un viaje de 22h para llegar hasta casa.

Es normal que el asturiano al llegar a España comenzara a sentir dolor, ya que en su estado lo recomendable hubiera sido permanecer con el tratamiento adecuado, vendajes, etc, en Australia y viajar directamente hasta Bahréin, con lo que quizás se hubiera podido evitar su ausencia en esta carrera. Las consecuencias de no haberle revisado más a fondo han sido desastrosas, ya que se retrasa su curación, e incluso se pone en duda su participación en China, dependiendo de cómo suelde la costilla lesionada.

La FIA, que tiene todo "under investigation", en cuanto sucede cualquier cosa fuera de lo normal, tendrá que revisar sus protocolos, y sobre todo analizar si con Alonso, y teniendo en cuenta las deceleraciones sufridas por el cuerpo del piloto, hubiera necesitado 24H de observación y análisis mucho más profundos que los que presumiblemente se llevaron a cabo en el circuito en Melbourne.

Por: José María Rubio (www.marca.com/motor/formula1/gp-bahrein/2016/04/01/56fd96c146163f03168b46c7.html)