Cigarette Racing 515 Project One, una lancha para homenajear al Mercedes AMG Project One

No es la primera y probablemente tampoco será la última vez que el fabricante de lanchas rápidas Cigarette Racing presente en colaboración con Mercedes-AMG un producto inspirado en los de la...

El McLaren Senna equipa un motor 4 litros V8 biturbo y verá la luz en Ginebra

Hace un par de meses McLaren desvelaba uno de sus modelos más salvajes, el espectacular McLaren Senna  del que se fabricarán únicamente 500 unidades, hechas a mano y con un precio unitario de...

Un Aston Martin Valkyrie tendrá pintura con restos de polvo lunar

El polvo lunar en la pintura del Aston Martin Valkyrie será una realidad, un solo vehículo de los 150 que se fabricarán, será el afortunado en llevar en su ‘piel’ restos del espacio.

Dos podios para Ecuador en las 6 Horas Peruanas 2016

Dos podios para Ecuador en las 6 Horas Peruanas 2016 Foto Acelerando: Miguel Villagómez y Juan José Rivera, Equipo Abro del Ecuador

El equipo Abro del Ecuador, culminó de manera satisfactoria su debut en las 6 Horas Peruanas 2016 tras conseguir un segundo y tercer lugar con Miguel Villagómez, Xavier Villagómez, Juan José Rivera y Xavier Espinosa al mando de dos Radical SR3.

La carrera de circuitos más importante de Perú resultó ser un espectáculo de gran nivel para los miles de aficionados que se dieron cita en el Autódromo La Chutana, de 2400 metros de longitud, situado en una zona costanera parte del gran desierto peruano.

Después de las rondas clasificatorias del viernes el panorama se había clarificado; el equipo peruano AC Racing  demostró el potencial de su Audi R8 V10 LMS consiguiendo la pole con un tiempo de 0:56:9, solo décimas por delante de Xavier Villagómez que se apuntaba un crono de 0:57:2. Por lo tanto ese era el equipo a batir.

Ya para el sábado las expectativas del público y de los pilotos locales por la presencia del equipo ecuatoriano, que llegaba como ganador absoluto de las 6 Horas de Bogotá 2015, eran grandes. Desde el primer momento los aficionados se asombraron con el profesionalismo con que el equipo ecuatoriano ponía a punto sus dos máquinas;  bajo la dirección de ingenieros argentinos del team JLS MotorSport, el equipo Abro del Ecuador ya resultaba ser un claro animador de la jornada motor limeña.

Con una grilla de 30 autos, divididos en 4 categorías inició la carrera.  Los primeros giros resultaron vertiginosos y de mucha acción, nadie se guardó nada, todos los equipos apostaron a una buena largada con el objetivo de conservar las posiciones.

Pero ese ritmo y las condiciones de tránsito debían pasar factura, el primero en sucumbir fue el Ferrari 430 GT del equipo Corso Racing , quien abandonó de manera prematura a tan sólo 20 minutos de carrera. Después, el ingreso del auto de seguridad se hizo frecuente, los comisarios no dudaron en ningún momento en sacar el Pace Car cuando algún ato de despistaba.

El Audi R8 LMS de Nicolás Fuchs, Ricardo Dasso y Enrique Arriola, marcó el ritmo, seguido de cerca por los dos bólidos ecuatorianos. Las claras diferencias de potencia influyeron giro a giro, el auto del AC Racing descontaba por lo menos dos segundos en la recta principal a los dos Radical SR3 con la mitad de potencia del Audi R8, por lo que para la mitad de carrera esa diferencia se traducía en 6 vueltas de ventaja.

Aún así, el equipo Abro del Ecuador continuó su estrategia y planificación, escoltando a todo momento al monstro de 500 caballos que imprimía un ritmo constante. Sumado a esto, la presencia del Pace Car en pista contribuyó a mantener la distancia que se mantuvo inalterada hasta el final de la prueba, coronando como ganadores a los pilotos peruanos de Audi.

Para Xavier Villagómez, quien terminó la carrera en segunda ubicación, esta resultó ser un experiencia que deja grandes aprendizajes, pero que al mismo tiempo refleja el trabajo y la importancia con que le equipo Abro afronta sus carreras: “Fue una carrera muy dura, salimos desde el comienzo con todo, pero sin duda alguna nos faltó potencia, pero quedo claro que tenemos un gran equipo con excelentes autos y grandes pilotos y eso se demostró, por ello queremos venir el siguiente año para llevarnos un triunfo para Ecuador”, manifestó.

Finalmente el balance que se obtiene de esta experiencia deja muchas satisfacciones, que se traducen en revancha, un objetivo que se quedo impregnado en pilotos ecuatorianos que en futuras ocasiones apostarán a sus máquinas SR8, mucho más potentes que las empleadas en esta ocasión para medir fuerzas con el gran nivel de autos que tiene Perú.