El Porsche Club más antiguo del mundo cumple 65 años

Unos 210.000 aficionados a los deportivos de más de 85 países son socios activos de los 675 Porsche Clubs existentes. 

Así es el Nissan Leaf Nismo Concept: más salero y deportividad para el eléctrico de la casa

Durante un evento denominado Nissan Futures 3.0 y celebrado ayer en la ciudad de Oslo, en Noruega, el fabricante japonés Nissan ha adelantado sus planes de futuro en materia de vehículos eléc...

Porsche lanza una nueva versión del Panamera con 680 hp y 49 km de autonomía en modo eléctrico

El híbrido enchufable se convierte en el Sport Turismo más potente

Segundo puesto para el 911 RSR en su debut y victoria del 911 GT3 R en Daytona

Exitoso debut en carrera del nuevo Porsche 911 RSR en las 24 Horas de Daytona. Con una fantástica lucha en las últimas horas de la prueba, los pilotos oficiales de Porsche Patrick Pilet (Francia), Dirk Werner (Alemania) y Frédéric Makowiecki (Francia) consiguieron el segundo lugar en la clase GTLM para el Equipo de fábrica Porsche GT. 

Después de 634 vueltas al exigente trazado del Daytona International Speedway, sólo 2,988 segundos les separaron de la victoria. Quien sí consiguió el triunfo en la prueba inaugural del Campeonato IMSA SportsCar fue Alegra Motorsports, equipo de clientes de Porsche. Con el Porsche 911 GT3 R y el apoyo del piloto oficial de Porsche Michael Christensen (Dinamarca), la escudería ganó la categoría GTD. Para Porsche, ésta es su victoria de clase número 77 en la mundialmente famosa clásica de resistencia que se disputa en Florida (Estados Unidos).

La edición número 55 de las 24 Horas de Daytona fue un reto durísimo para pilotos y equipos, especialmente durante la noche del sábado, con una lluvia continua y temperaturas inusualmente frías. La carrera fue interrumpida por el auto de seguridad en repetidas ocasiones, después de que muchos participantes perdieran el control de sus vehículos sobre la empapada pista del Daytona International Speedway y terminasen fuera del asfalto. La más larga de las 21 fases de ‘safety car’ se prolongó durante más de dos horas. En las primeras horas del domingo por la madrugada, el director de carrera tomó esa decisión por razones de seguridad, en vista de los enormes charcos que había en el trazado. En ese tiempo, incluso el auto de seguridad se quedó sin combustible. 

En las primeras horas de carrera sobre esta histórica pista, caracterizada por sus dos curvas rápidas peraltadas y su zona interior sinuosa, el 911 RSR de 510 caballos, diseñado por completo en Weissach por Porsche Motorsport, perdió tiempo y algunas posiciones debido a seis cambios de neumáticos no previstos. Una vez solventado el problema con las ruedas delanteras gracias a una puesta a punto optimizada, los dos 911 RSR empezaron a restablecer su ritmo. Cuando la lluvia se hizo más fuerte y se dificultaron aún más las condiciones, lucharon por los primeros puestos de la clase GTLM y se colocaron líderes en este trazado de 5,729 kilómetros de longitud durante bastantes vueltas. Los aficionados al automovilismo no dejaron que el mal tiempo arruinara su diversión y pudieron presenciar emocionantes luchas durante toda la prueba, con constantes cambios de líder.

La carrera demostró que hay un nivel enorme en la clase GTLM. Ninguno de los autos de los cinco fabricantes que participan en esta categoría pudo liderar la prueba con una ventaja clara. Cuando salió el sol el domingo, las diferencias entre los competidores eran igual de estrechas que en la noche anterior. Ambos 911 RSR marcaban vueltas rápidas continuas para garantizarse una buena posición, y sólo una parada imprevista para reparar la suspensión delantera derecha del vehículo número 912 privó a éste de una plaza en el podio. Kévin Estre (Francia), Laurens Vanthoor (Bélgica) y Richard Lietz (Austria) cruzaron finalmente la bandera de cuadros en la sexta posición. Sin embargo, su compañero de equipo Patrick Pilet culminó un impresionante relevo final con un merecido segundo lugar, tras una batalla a cuatro bandas con Ford, Ferrari y Chevrolet. Gracias a este resultado, Porsche quedó bien situado en la Copa Norteamericana de Resistencia, para la que puntúan las clásicas de Sebring, Watkins Glen y Petit Le Mans, junto a la prueba de Daytona. 

En la categoría GTD, el Porsche 911 GT3 R, equipado con el ultramoderno motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros con inyección directa de combustible, celebró su primera victoria en Daytona un año después de su debut. Con una espectacular actuación en la última hora de carrera, el piloto oficial de Porsche Michael Christensen se puso líder con el auto de más de 500 caballos inscrito por el equipo de cliente Alegra Motorsports, y mantuvo su posición hasta la meta. Porsche diseñó este vehículo de competición sobre la base del 911 GT3 RS de producción para los clientes que quieran competir en certámenes de la categoría GT3 en todo el mundo. Tras conseguir la victoria absoluta en las 24 Horas de Dubai el pasado 14 de enero, el 911 GT3 R ganó ahora la segunda gran carrera de resistencia de la temporada. 

La segunda prueba del Campeonato IMSA SportsCar es la de las 12 Horas de Sebring, que será disputada el 18 de marzo también en Florida.

Artículos relacionados (por etiqueta)