El Porsche Club más antiguo del mundo cumple 65 años

Unos 210.000 aficionados a los deportivos de más de 85 países son socios activos de los 675 Porsche Clubs existentes. 

Así es el Nissan Leaf Nismo Concept: más salero y deportividad para el eléctrico de la casa

Durante un evento denominado Nissan Futures 3.0 y celebrado ayer en la ciudad de Oslo, en Noruega, el fabricante japonés Nissan ha adelantado sus planes de futuro en materia de vehículos eléc...

Porsche lanza una nueva versión del Panamera con 680 hp y 49 km de autonomía en modo eléctrico

El híbrido enchufable se convierte en el Sport Turismo más potente

La Familia Toyota Pura Tracción realizó la Megatravesía Riobamba

Familias de la comunidad de propietarios Toyota Pura Tracción disfrutaron el feriado con sus familias, conociendo más del Ecuador diverso.

 “Toyota ha visto crecer a mis hijos. La Travesía es el gran paseo familiar de nuestros últimos 10 años”. “Nunca imaginé que fuera así de emocionante y tan bien organizado. Nos han hecho sentir especiales”. “Sabía que tenía un buen 4x4, pero ahora sé que tengo al mejor. Fue increíble vivir esta experiencia con todas las pruebas”. “Nos da mucha confianza saber que todo se realiza siempre con normas de seguridad sin perder la adrenalina”...

Como estos, son más los testimonios que explican lo que es asistir a una Travesía 4x4 TOYOTA, como la realizada el pasado fin de semana en la provincia de Bolívar y en la que se reunieron 40 familias de propietarios de los mejores 4x4 del mundo.

Disfrutar en familia, compartir con amigos, conocer nuevas personas, disfrutar de hermosos paisajes, sentir la adrenalina del 4x4 y vivir las experiencias que surgen al conducir sus todoterreno en condiciones fuera de lo común, son algunas de las razones por las que los participantes acuden a estos eventos.

La aventura comenzó el viernes 10 de octubre en Ambato. El punto de encuentro fue el concesionario Carlos Larrea, concesionario Toyota para esa parte del país. Hasta allí llegaron familias de Quito, Guayaquil, Santo Domingo, Cuenca...

Luego de unos minutos dedicados al registro y entrar en confianza llega el momento de la integración. Los pilotos se unen, las familias se saludan y se encuentran en charlas donde se especula sobre lo que traería esta travesía.

Land Cruiser, Fortuner, Hilux, FJ, FJ40, FJ70... Abuelas, padres, madres, hijos, amigos... Todos listos. La caravana toma rumbo hacia la Sultana de los Andes, Riobamba, pero no por la ruta asfaltada, tomamos la carretera alterna que nos lleva a la primera escala en El Arenal, una inmensa planicie al pie del Chimborazo donde percibimos el viento helado que baja desde los glaciares del coloso.

Allí calentamos el ambiente con las primeras pruebas: un descenso empinado y luego el paso por una meseta que algunos aprovechan para sentir como sus autos se elevan en dos y hasta en las cuatro ruedas sin ningún riesgo.

Pachancho es la segunda estación propicia para que la comunidad Pura Tracción realice una donación de útiles para los niños de esta comunidad. Es la antesala de un paso exigente, por un camino al filo de la montaña, en donde la mayoría de los autos patinaron pero lo controlaron poniendo en práctica una de las reglas del 4x4: no luches contra la huella, síguela.

Por esa ruta llegamos hasta Salinas, una pequeña ciudad muy interesante, distinguida por ser ejemplo del desarrollo comunitario sostenible a partir de lo que son su producción de quesos y hongos especialmente. Allí fuimos recibidos por los líderes comunitarios que destacaron la presencia de la familia de toyoteros. La lluvia no fue obstáculo para disfrutar de tan hermosos paisajes.

 

En pleno callejón interandino rodeado de un paisaje de extraordinaria belleza, encontramos uno de los lugares turísticos más importantes y naturales de la provincia, el complejo Turístico Las Cochas, ocupando una gran hondonada en las estribaciones de la Cordillera de Los Andes.

Momento y lugar perfecto para disfrutar en dos de los mejores escenarios que encantan a los participantes: agua y lodo.

Una vez el equipo de Pilotos Certificados Toyota revisó y validó las perfectas condiciones de seguridad, se dio paso a que cada grupo de participantes ingresar y se lanzara a probar el paso por agua y por lodo. Luego, a probar el ascenso y el descenso en lodo, y un nuevo paso por el lodo.

El grupo parte rumbo a Guaranda donde llega el momento para un delicioso almuerzo y para compartir con los demás participantes antes de partir rumbo a la hostería Andaluza, una de las mejores en Riobamba y donde el grupo repondrá energía y descansa para lo que será el segundo día de la Megatravesía Riobamba 2014.

El sábado se inicia con otra sorpresa: Sebastián Guayasamín, el primer piloto ecuatoriano en participar en el Rally Dakar, comparte con todos los asistentes lo que fue su experiencia, los secretos del mayor rally del mundo y lo que serán las novedades de su participación en el próximo Dakar, en el 2015, siempre abordo de un Toyota, esta vez, una Hilux.

 

El clima nos regala su mejor prenda. Luego de mucha lluvia, llega el sol y hasta el Chimborazo nos deja ver parte de su majestuosidad. Por entre hermosos paisajes tomamos rumbo a San Juan donde estaba preparada la pista de 4x4, escenario donde los toyoteros vivieron sus mejores experiencias.

Atractivas y desafiantes pruebas en lodo, mucho lodo, marcaron la jornada. Rampas, fosas de lodo, giros cerrados, trampas de lodo... No se trataba de pruebas por tiempo sino desafíos a la habilidad del conductor que pusieron a prueba lo aprendido en los cursos de capacitación Toyota realizados durante el resto del año.

Todas las pruebas se realizan siempre en un ambiente de seguridad, que garantiza no solo el disfrute por parte del piloto sino de su familia, que siempre va con él. “Son pruebas exigentes y no necesitamos hacer modificaciones en mi carro porque ya de almacén puede hacerlo”, contó Liza Andrade.

 

Y es que mientras uno de los tres grupos disfrutaba en la pista, otro se dedicaba a la reforestación de la zona, como parte de las actividades ambientales de Toyota, responsable de la mejora del Planeta, con sus autos y con sus acciones. El tercer grupo de dirigía a la pista de conducción ciega, una prueba divertida en la que el piloto tenía el gran reto de atravesar una pista marcada por conos con los ojos vendados mientras escucha las instrucciones de su copiloto. El trabajo en equipo rindió sus frutos.

Llenos de sonrisas, contando sus experiencias, emocionados... Así regresaron a la hostería los asistentes a la Travesía. Y la emoción se colmó más para muchos que pudieron ver gran parte del Chimborazo descubierto, un privilegio poco usual. La noche se despide con el disfrute del video oficial de la Travesía Riobamba, donde las risas, emociones y el entusiasmo se contagian al verse cada uno en esa historia llamada Toyota Pura Tracción. Marco perfecto que se cierra con un hermoso espectáculo de fuegos artificiales.

El domingo, luego de un apetitoso desayuno, de la entrega de premios y de la despedida entre todos los participantes, cada familia parte con la expectativa de lo que traerá la siguiente Travesía.