Imprimir esta página

Los sueños del Team Chevrolet Dakar terminaron de manera prematura en Pisco

Los sueños del Team Chevrolet Dakar terminaron de manera prematura en Pisco Foto: Team Chevrolet Dakar

El sueño del equipo Chevrolet Dakar terminó de manera prematura la edición 2018 de la carrera más compleja y extenuante del planeta, el Dakar.

Este 2018 Sebastián Guayasamín enfrentó su cuarta participación en el Rally Dakar, las tres anteriores las había realizado con vehículos Toyota desde el año 2014, ausentándose en 2016. El saldo fue: dos abandonos y una prueba terminada, precisamente la de 2017.

Para este año, el piloto quiteño, logró concretar el apoyo del gigante General Motors Sudamérica en su división Este, sin duda una de las novedades más comentadas previo al inicio de la competencia. Para este efecto se destinó una Chevrolet Colorado, de 3.6 cm3 y más de 300 hp, preparada por RC Competición, equipo argentino que ya ha prestado soporte a Guayasamín en anteriores ocasiones.

El pasado 6 de enero, Sebastián Guayasamín y Mauro Lípez desfilaron en la capital peruana durante la largada simbólica sin saber el destino que los esperaba en suelo peruano.

Una vez iniciada la primera etapa, comprendida entre Lima y Pisco, Sebastián Guayasamín sintió desde el primer momento la dureza del camino. A pesar que la especial comprendía únicamente 31 kilómetros, esta resultó ser una pequeña muestra de lo que vendría más adelante. Al termino de la primera etapa, Guayasamín arribó en el puesto 59, registrando un tiempo de 53 minutos y 34 segundos, 21:14 de diferencia con el líder Nasser Al Attiyah.

Al siguiente día, la jornada se desarrolló de manera íntegra en Pisco, con un especial de velocidad de 267 km. Este recorrido significó el fin de la prueba para decenas de pilotos, entre ellos el representante ecuatoriano. La complejidad de los caminos hizo que Guayasamín cayera en una duna y el resultado del impacto tuvo a el navegante argentino Mauro Lípez con algunas contusiones, situación por la que tuvo que ser evacuado en helicóptero hacia una casa de salud en Ica.  

 

El Equipo Chevrolet Dakar emitió un comunicado haciendo oficial la noticia del abandono:

 

Enero 7 de 2018 Pisco, Perú
 

Promediando el kilómetro 70 de la especial, el equipo Chevrolet Dakar afrontó una de las difíciles dunas que planteaba el recorrido. Una trampa de arena con una caída ciega que no estaba marcada en la hoja de ruta, le pasó factura a la tripulación, pues al caer en un golpe frontal, el copiloto Mauro Lipez se golpeó fuertemente la espalda y tuvo que ser trasladado al hospital de Ica, en uno de los helicópteros de la organización de la carrera.


En el lugar donde sucedió el incidente de competencia varios vehículos sufrieron también percances, un árido y difícil desierto que no tuvo clemencia con las tripulaciones, confirmó lo anunciado por la organización del Dakar, que preveía unas difíciles y peligrosas rutas en las etapas de Perú.
Mauro, copiloto del equipo, fue auxiliado por el personal médico de la ASO en el mismo lugar del accidente y posteriormente fue trasladado al hospital de Ica donde se le practicaron exámenes de rutina y se le tomaron rayos X y una tomografía para evitar cualquier complicación, en este momento está volando a Lima para ser revisando en detalle y descartar alguna lesión en su espalda. El parte médico resultó satisfactorio para el piloto Sebastian  Guayasamín quien sufrió traumatismos leves.


Tras lo ocurrido, el equipo se vio imposibilitado para seguir la ruta y cumplir los requisitos de la etapa número dos, y dando cumplimiento al reglamento, el Chevrolet Dakar team no podrá continuar en competencia en  la carrera más difícil del mundo.
A pesar de las difíciles condiciones de estos días de carrera y el incidente de hoy, la pick up Chevrolet Colorado se encuentra en perfecto estado mecánico, mostró sus mejores condiciones en la preparación y adecuación para esta competencia, sin embargo el equipo abandona la competencia para garantizar la salud y seguridad de la tripulación.


“Nosotros este año vinimos a correr el Dakar, no solo a terminarlo, tenemos un auto más potente, resistente y confiable, como piloto la exigencia es mayor y tomas mas riesgos, lamentablemente el terreno hoy nos dejó por fuera en un accidente que además nos dio un gran susto; debemos agradecer a los servicios médicos de la organización ASO que en menos de 10 minutos nos auxilió , al evaluar la condición de Mauro y ver que era seria, fue trasladado al hospital, con un servicio impecable. Lo más importante para contar hoy es que vinimos a correr y al que corre le pasan estas cosas, nosotros nunca nos rendimos y seguiremos mirando hacia adelante” señalo Sebastian Guayasamín al comentar lo sucedido.


“Todo lo que hemos logrado hasta ahora, seria imposible de cumplir sin el apoyo de marcas como Chevrolet, AC delco, Dana- Spicer, General Tire, Ironman y Seguros Equinoccial, empresas que aportan cada uno de los elementos necesarios para afrontar estos retos, así que este impase no detendrá nuestros planes del año como equipo, es un aprendizaje y un escalón para llegar a la meta“, concluyó Guayasamin.


Los mantendremos al tanto de nueva información sobre el equipo y lo que se hará en próximos días.
 

Cordialmente

Prensa Chevrolet Dakar Team

 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)